Venezuela, el país con más rápido retroceso en la libertad de prensa

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 18s.

La libertad de información ha experimentado un retroceso en el mundo en 2006, especialmente en países de Asia, de la antigua Unión Soviética y de Latinoamérica. Venezuela y Rusia son los dos países en los que el declive de la libertad de prensa es más rápido y preocupante, según el informe anual de Freedom House, organización privada que revisa la libertad de información en todo el mundo.

El informe señala también los crecientes intentos de eliminar en Internet fuentes alternativas de información política. En este aspecto denuncia sobre todo la situación de China, Vietnam e Irán, donde los gobiernos siguen encarcelando a periodistas y disidentes que se expresan en Internet. Esta tendencia se ha extendido a otros países como Rusia, donde el gobierno de Putin ha anunciado planes para controlar los contenidos en la red.

Entre los retrocesos más inquietantes del pasado año, el informe de Freedom House destaca:

— En Asia los retrocesos se han dado sobre todo en Tailandia, Sri Lanka, Pakistán, Filipinas y las islas Fiji, por golpes de Estado, agitación política o estados de emergencia.

— En Latinoamérica, la libertad de información ha disminuido en países como Venezuela, Argentina y Brasil, en algunos casos por la acción del gobierno y en otros por el deterioro de las condiciones de seguridad.

— En Rusia se observa un decidido esfuerzo del gobierno por aislar a los medios independientes, junto con planes para regular Internet.

— En Oriente Medio y Norte de África, después de unos años de ligeras mejoras, la libertad de información ha vuelto a estancarse.

El informe de Freedom House valora la libertad de información en prensa escrita, radiotelevisión e Internet en cada país. Asigna a cada uno una nota de 0 a 100 (cuando más alta, peor), que determina si se trata de un país donde la información es “libre”, “parcialmente libre” o “no libre”. La clasificación se basa en tres criterios: la regulación legal de la prensa, los condicionamientos políticos en el acceso a la información y en su difusión, y las presiones económicas.

En términos de población, el 18% de la población mundial vive en países que cuenta con una prensa libre, el 39% en países de prensa parcialmente libre y el 43% en países sin prensa libre.

Si se tiene en cuenta la evolución de los últimos cinco años, el informe observa que Venezuela es el país donde la libertad de información ha declinado más rápidamente. Otros países que registraron importantes retrocesos fueron Tailandia, Filipinas, Rusia, Argentina, Etiopía y Uganda.

Los cinco países con menos libertad de prensa son Birmania, Cuba, Libia, Corea del Norte y Turkmenistán. En estos países no hay la posibilidad de que exista prensa independiente y el acceso de los ciudadanos a información imparcial está gravemente limitado.

En Latinoamérica, Cuba y Venezuela son los dos países a los que el informe de Freedom House considera sin prensa libre. Venezuela es el país que ha experimentado un declive mayor en la libertad de información en los últimos seis años, bajo el gobierno de Hugo Chávez. El esfuerzo de Chávez por controlar la prensa independiente se ha manifestado también en su decisión de no renovar la licencia de Radio Caracas TV que vence el 27 de mayo. Esta televisión es la de mayor audiencia en el país, y Chávez la califica de “canal fascista”.

En esta región, ha habido una evolución positiva en Colombia, y tendencias negativas en Argentina, Perú, Bolivia, Brasil, Paraguay y la República Dominicana. En México, las mejoras en el ámbito legal se han visto contrarrestadas por la creciente violencia contra periodistas.

ACEPRENSA