La publicidad permite a YouTube obtener beneficios por primera vez

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Este año, Google ganará dinero con YouTube por primera vez desde que lo compró por 1.650 millones de dólares en 2006. La causa es un fuerte aumento de los ingresos por la publicidad que acompaña a los vídeos. Y a eso ha contribuido mucho, señala Claire Cain Miller en The New York Times, los acuerdos entre YouTube y los titulares de los derechos sobre los vídeos para repartirse el dinero.

Los vídeos de producción propia que suben los usuarios a YouTube no ofrecen problemas de copyright, pero en muchos casos tampoco son rentables. Las imágenes del primer cumpleaños del pequeño Tom no tienen mucha audiencia fuera de la familia, y por tanto los anuncios añadidos dan poco dinero. Un fragmento de una teleserie famosa o un videoclip de una canción de éxito están en el caso inverso. Y si, como ocurre en la mayor parte de los casos, lo ha subido algún “pirata” sin permiso de los propietarios, desparecerá de YouTube en cuanto estos lo exijan.

La novedad es que cada vez menos propietarios lo exigen. En vez de eso, prefieren dar permiso a YouTube y compartir los ingresos por publicidad. Es una operación sin costo y sin riesgo: todo el trabajo lo hace el “pirata”, que es el único que no se lleva dinero.

Los vídeos de YouTube suman entre todos más de 14.000 millones de visionados por semana. Los que se ven con anuncios representan el 14%, o sea que se reproducen unos 2.000 millones de veces por semana, un 50% más que el año pasado. Y de estos visionados, más de un tercio son de vídeos con copyright que fueron subidos sin permiso pero autorizados después por los propietarios.

Ahora bien, los titulares de los derechos no son siempre compañías de música, televisión o cine. Algunos son aficionados con talento que han tenido éxito en YouTube. Uno es Sal Khan, que produce vídeos educativos de matemáticas y ciencias. Empezó por amor al arte y se ganaba la vida trabajando en un fondo de capital riesgo. Hace tiempo dejó aquel empleo, pues su parte de los ingresos publicitarios que generan sus vídeos en YouTube le da de sobra para vivir.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares