Mi enemigo YouTube

Una versión de este artículo se publicó en el servicio impreso 50/14 En una sociedad como la saudí, donde la estricta ley islámica no permite los cines ni los conciertos, los ciudadanos aburridos matan el tiempo… ¡en YouTube! Sí: el portal de materiales audiovisuales se ha revelado como la tabla de salvación de muchos saudíes, que con sus accesos a la web se han convertido en sus primeros consumidores mundiales. Claro que no todo es buscar variedad para escapar de

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares