Los diarios británicos pierden lectores y publicidad

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m.

El descenso de la publicidad y la pérdida de lectores, sobre todo jóvenes, son las señales de alarma que están encendidas en la prensa británica, según datos recogidos en un artículo del semanario The Economist (8-III-2003). Los ingresos por publicidad, que habían subido mucho en 2000, descendieron un 2% en 2001 y un 3% en 2002. La caída se ha notado sobre todo en la publicidad procedente de los sectores financiero, tecnológico y de telecomunicaciones, mientras que la publicidad de moda se porta bien.

El Financial Times, la cabecera señera del grupo Pearson, perdió dinero en la segunda mitad de 2002, de forma que en el cómputo total de ese año ganó 1 millón de libras, un 92% menos que en 2001. Sus ingresos publicitarios bajaron un 20% en 2001 y un 23% en 2002.

Los tres títulos nacionales del Grupo Murdoch (The Sun, The Times y The Sunday Times) presentaron en el último trimestre de 2002 un resultado económico que supone una caída del 34% con respecto al mismo periodo del año anterior. El tabloide The Sun ha ganado lectores, pero solo tras librar una guerra de precios con su gran rival, The Daily Mirror, de la que ambos han salido maltrechos.

A la pérdida de publicidad se añade la de audiencia. Según la NRS, los periódicos nacionales han perdido un 20% de lectores en los últimos diez años. En la segunda mitad de 2002 todos, menos tres, experimentaron descensos de difusión con respecto al mismo periodo del año anterior. El Daily Mail, favorito de la clase media inglesa, ha perdido lectores por vez primera en diez años.

El porvenir se presenta difícil, pues la audiencia envejece. La NRS destaca un notable cambio en los hábitos de compra de periódicos por parte de los jóvenes. Los compradores menores de 24 años son un tercio menos que en 1990, mientras que los mayores de 65 han disminuido un 6%. El 29% de los lectores del Daily Telegraph son mayores de 65 años.

Los periódicos han dejado de ser la principal fuente de información de los jóvenes, en beneficio de la radio y la televisión. Otro estudio realizado por Freeserve señala que los sitios de noticias en Internet superan a los diarios como principal fuente de información en el 50% de los hogares que disponen de conexión. El panorama se completa con la proliferación de emisoras de radio independientes, que ha hecho crecer un 25% el número de oyentes en los últimos cinco años, en su mayoría jóvenes, que escuchan la radio en el coche.

Así las cosas, The Economist señala que cuando los jóvenes británicos leen periódicos, prefieren los que tienen pocas noticias. Por ejemplo, la circulación del tabloide Daily Star ha crecido un 17%. El propietario, Richard Desmond, dueño también de otro tabloide -Daily Express- ha encontrado un sistema para bajar costes que incluye la reducción de un tercio de la plantilla seis meses después de adquirir el Express, así como un acuerdo con el semanario especializado OK para fortalecer la presencia en los tabloides de noticias sobre famosos.

El difícil panorama se completa con la pujanza de los diarios gratuitos. Metro, lanzado en 1999 por la editora del Daily Mail y The Evening Standard, ya tiene beneficios. El avispado Desmond ya está tratando de sacar un gratuito que compita con Metro, mientras que los dueños de Metro tratan de sacar un tabloide que compita con el Daily Star de Desmond.