Las redes sociales “on line” maduran

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 49s.

MySpace es la red social para masas; Facebook está poblada por gente de educación superior; Bebo triunfa en las islas británicas; Mixi es la de los japoneses; Neopets o Club Penguin son las infantiles. La batalla de las redes sociales en Internet por un nicho de mercado supone diversificar la oferta, diferenciarse. La última tendencia es buscar un público adulto, más serio y maduro, con unos intereses propios de la edad y el estado… y con más dinero, también.

Más de 250 millones de visitantes únicos navegaron por las redes sociales de Internet a lo largo del pasado mes de junio, según la proveedora de datos de Internet comScore. Esta cifra supone el doble de los que lo hicieron doce meses antes. La saturación en la pelea por cautivar a los usuarios jóvenes ha hecho que los empresarios de Silicon Valley y alrededores vuelvan su mirada hacia un público crecido, con hijos o incluso nietos y arrugas. Es el caso de Eons, la red social más exitosa de las dirigidas a gente mayor (50 años en adelante), creada por Jeff Taylor, empresario que ya hizo mucho dinero con el buscador de ofertas de trabajo Monster. Con una inversión inicial de 10 millones de dólares en julio de 2006, Eons ha atraído importantes anunciantes en pocos meses.

Pero esta captura de usuarios no va necesariamente uni-do a una limitación de edad; las características concretas de una red social pueden convertirla en un lugar más cómodo para adultos ya situados en la vida. Multiply, por ejemplo, se define como una red social para usuarios que desean estar en contacto con amigos y familia, sin intención de conectar con nuevos usuarios. Es el lugar idóneo para quienes consideran que MySpace es demasiado frívolo.

Las ventajas de este público adulto son numerosas. La primera, que cuentan con más dinero y están dispuestos a gastarlo, incluso en tarifas de suscripción, tal y como mostraba un estudio de Deloitte (cfr. Newsweek, 15-01-2007). Además, son más proclives a permanecer fieles a una red social y no depender, como los más jóvenes, de modas y tendencias, y prestan mayor atención a los anunciantes. ¿Que no saben utilizar el ordenador? El número de usuarios de Internet que son mayores de 55 años es aproximadamente el mismo que el de 18-34 años, según datos de la firma de investigación de mercados Nielsen/NetRating (cfr. International Herald Tribune, 7-09-2007), aunque hoy por hoy solo un pequeño porcentaje de usuarios de estas redes pertenece a ese grupo de más edad.

La magnitud de los datos y el potencial futuro hace que no se trate exclusivamente de nuevos sitios de red social, sino de que los que ya existen también intenten ampliar su oferta para ganarse a ese público. Así, Facebook, la red social cuyo germen está en el grupo de universidades de la americana Ivy League y que mes a mes recorta distancias con MySpace, se ha empeñado en conquistar al sector adulto y, según el Boston Business Journal, son cada vez más los ejecutivos bostonianos que se sumergen en sus redes para compartir con amigos y conocidos sus peripecias personales y sus contactos profesionales.