La caída de la publicidad pone en crisis a las revistas

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: -1m.

Estados Unidos

En la década pasada, las revistas norteamericanas gozaron de un fuerte auge de la publicidad. Aprovecharon los ingresos adicionales para bajar el precio de las suscripciones, a fin de ganar lectores y así poder atraer más anunciantes y cobrarles más. Hoy los suscriptores pagan, por término medio, un 17% menos que hace cinco años. Por ejemplo, Vanity Fair cuesta solo 11,95 dólares anuales. Ahora esta táctica pasa factura, según se ha podido comprobar en la última reunión anual del sector, la American Magazine Conference, celebrada a finales de octubre. La publicidad ha caído, de modo que los precios actuales no bastan para equilibrar las cuentas. Los editores se encuentran ante un dilema, pues subir las tarifas les haría perder lectores. Y el número de suscripciones ya ha bajado de 319 a 305 millones entre 2000 y el año pasado, por primera vez en decenios. La raíz del problema, según dijo en la conferencia Jack Kliger, presidente de Hachette Filipacchi, es que las revistas se han hecho demasiado dependientes de la publicidad.