Facebook: con muchos amigos y necesitada de inversores

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Pamplona. Mark Zuckerberg, 24 años, el creador y actual presidente de Facebook, ha venido a España, dentro de una gira por Europa, para promocionar su red social. Y, tratándose de una red que empezó en el mundo estudiantil, ha querido tener su primer encuentro con universitarios, en la Universidad de Navarra.

La presencia de Zuckerberg en Pamplona provocó que varios cientos de personas, en su mayoría jóvenes estudiantes, se concentraran en un aula para escucharle. Facebook es la red social más popular del mundo, la primera plataforma virtual de intercambio de fotos y la cuarta web más activa.

Vestido con camiseta, vaqueros y zapatillas de deporte, Zuckerberg no tardó en sintonizar con su público a base de aplomo y buen humor. Parte de esa vivacidad quedó manifiesta en la propia sesión. La intervención inicial de Zuckerberg apenas duró unos minutos. Se limitó a exponer por qué nació Facebook y para qué. Tal y como dijo, “la misión de Facebook es hacer del mundo un lugar más abierto y dar a las personas el poder de compartirlo con visibilidad y privacidad”. Eso explica el hecho de que Facebook se encuentre ya disponible en veintiocho idiomas.

Interrogado por los alumnos, Zuckerberg explicó que Facebook está regido por unas directrices mínimas, con las que pretende ser neutral y posibilitar el libre discurso. También defendió el nuevo diseño que tomó la plataforma hace unos meses, con idea de que los usuarios pudieran acceder más eficazmente a toda la información. Ello ha permitido que la gente pueda conectarse entre sí de manera más sencilla y directa.

Las cifras hablan por sí solas, pues la página ha alcanzado este año los 110 millones de usuarios, distribuidos principalmente en América del Norte y Europa. En Norteamérica es la segunda red social, tras MySpace; y en Europa está por delante de ésta en países como Reino Unido

Sólo en España ha conectado a 1,4 millones de personas, y ya son más de 12 millones las que utilizan la versión española. Facebook alberga a cerca de 100.000 pequeños anunciantes. Además, Zuckerberg se atrevió a pronosticar que, tras su viaje por Europa, cerca de otros cinco millones de personas se incorporarán a la página. Nadie duda, pues, del enorme potencial que esconde Facebook.

Expansión fulgurante

La historia de la fundación y el auge de Facebook parece fruto de una novela. En febrero de 2004, cuando Zuckerberg cumplía 19 años, se decidió a lanzar Facebook junto con Dustin Moskovitz y Chris Hughes. Al principio se trataba de una red social abierta únicamente a la comunidad estudiantil de Harvard, centro académico en el que cursaban sus estudios. En dos semanas, dos tercios de los alumnos de Harvard se habían suscrito a Facebook. El propósito de conectar a la gente y compartir información estaba más que logrado. Faltaba aún por comprobar si el invento funcionaría a gran escala.

Tras expandirse por incontables universidades e institutos de EE.UU. (la Universidad de Boston, el MIT, Stanford, Columbia, Yale, Princeton, etc.), la creación de Zuckerberg terminó conquistando buena parte de la red universitaria norteamericana. El salto al panorama internacional no tardó en llegar. A principios de 2005, siguiendo su ideal de agilizar la comunicación y la máxima cantidad de información posible, se incluyó el sistema de notas, mensajes y fotos. Al año siguiente, Facebook ya presumía de tener más de sesenta millones de usuarios.

Fue entonces cuando importantes empresas de telecomunicación, como Yahoo, quisieron comprarlo. De nada sirvió, porque la obra de Zuckerberg estaba todavía germinando. Sin embargo, en octubre de 2007 vendió un 1,6% del capital a Microsoft, por 240 millones de dólares, lo que suponía valorar la compañía en 15.000 millones.

En 2007 se diseñó una plataforma que permitía introducirse en Facebook a gente ajena al mundo universitario. Finalmente, este año, gracias a la rápida traducción de la página, ésta se extendió de forma definitiva a otros países, empezando por España, Alemania y Francia. La sede de Facebook, en California, cuenta con 400 empleados.

Situación económica delicada

En cuanto al futuro de Facebook, por un lado, resulta evidente que esta red social aún puede dar más de sí. Pero cuestiones tan relevantes como la crisis financiera -a la que Zuckerberg, en el coloquio, no concedió mucha importancia- o la controversia acerca del grado de privacidad de la red social siguen, pese a todo, latentes.

Quien se inscribe en Facebook puede limitar lo que los otros inscritos pueden saber sobre él, restringiendo la difusión de informaciones solo a los amigos. En cambio, no puede impedir que Facebook venda a los publicitarios los datos que Facebook ha recopilado sobre el inscrito y sus amigos. Así, desde noviembre de 2007, los publicitarios pueden centrar su publicidad en una audiencia determinada.

La empresa, según una reciente información Le Monde, vive una situación económica muy delicada, hasta el punto de hallarse en una búsqueda frenética de inversores. Varios altos directivos, entre ellos Dustin Moskovitz, uno de los fundadores, han abandonado Facebook. Moskovitz quiere lanzar ahora una red social especializada en el mundo del trabajo.

Para frenar el éxodo de talentos, el próximo 1 de noviembre Facebook autorizará a sus empleados a vender un 20 % de sus acciones, lo que valoraría la empresa en 4.000 millones de dólares. Si, como es habitual en las start-up, los empleados tienen en torno a un 20% del capital, eso significa que, en el caso de que Facebook desee comprar las acciones de sus propios empleados, deberá invertir alrededor de 160 millones de dólares, es decir, casi la mitad su cifra de negocios (350 millones) estimada para este año. La compañía tiene una opción de compra sobre las acciones de sus empleados, lo que significa que puede igualar cualquier precio ofrecido por un comprador.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares