El “Wall Street Journal” digital empezará a ser rentable en 1999

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 18s.

La edición digital del Wall Street Journal (wsj.com), comenzada hace cuatro años, empezará a ganar dinero en 1999, según acaba de anunciar la compañía. Lo más significativo de esta noticia es que el Journal es el primer diario que consigue no tener pérdidas con su versión para Internet. Y eso, además, cobrando a los lectores, opción que los demás medios han desechado.

Wsj.com tiene 265.000 suscriptores, que pagan 59 dólares (46,3 euros) al año (29 dólares si están suscritos a la edición impresa). Dos de cada tres no son suscriptores del Journal de papel, que tiene una difusión media de 1,77 millones de ejemplares. Por contraste, el New York Times digital (nytimes.com), que cuenta con 7 millones de usuarios registrados, sigue perdiendo dinero. Al principio, nytimes.com cobraba el acceso; pero el año pasado dejó de hacerlo, y ahora sólo exige que el lector se inscriba.

La diferencia estriba en el tipo de información que ofrece uno y otro, y en el tipo de lector que cada uno atrae. La principal baza de wsj.com es la información económica y financiera, como la del diario impreso pero actualizada continuamente. Además, la versión digital incluye un sistema de búsqueda para obtener datos sobre unas diez mil empresas. Se trata, pues, de unas informaciones muy valiosas para unos lectores cuyo trabajo o ganancias dependen de ellas. En efecto, el 60% de los suscriptores invierten en Bolsa. Disfrutan, por otra parte, de buenos ingresos: 133.000 dólares (123.150 euros) anuales de media. Son, por tanto, un plato apetitoso para los anunciantes: doscientas sociedades de servicios financieros o del sector tecnológico contratan a diario publicidad en wsj.com.

En cambio, parece que del lector común que visita un periódico corriente en Internet, en busca de información general o entretenimiento, no cabe esperar beneficios. El informe The Future of Printed Press. Challenges in a Digital World, publicado por el Centro de Periodismo Europeo (CPE) hace seis meses, señala que en Internet el modelo de suscripción ha fracasado porque en la red “hay demasiados contenidos gratuitos como para convencer a los usuarios de que se suscriban”. Esta “cultura de la gratuidad” es muy difícil de vencer, como indica un reciente estudio francés sobre la prensa electrónica, realizado por Médiangles (cfr. Le Monde, 16-III-99). El 77% de los lectores franceses de periódicos en Internet no leen las ediciones impresas, pero la cuarta parte reconoce que consultan las digitales “para no tener que comprar el periódico”.

Esto no significa, dice el CPE, que no se compren informaciones por Internet. Pero se trata, sobre todo, de documentación guardada en archivos o de contenidos específicos. En efecto, precisa el informe, los medios de comunicación digitales que más suscriptores tienen son, por este orden, los económicos, los deportivos y los pornográficos. La prensa digital que puede cobrar, concluye también Médiangles, es la que ofrece “información a medida de un determinado sector del público (servicios para residentes en el extranjero, revistas de prensa individualizadas…)”.

La prensa generalista, en cambio, tiene difícil ganar dinero aun por vía de publicidad, que es la primera fuente de financiación de los medios digitales pero no basta para compensar el costo de los periódicos de libre acceso. Los anunciantes, dice el CPE, dudan de que la publicidad en los medios digitales generalistas sea rentable. No sin fundamento: Médiangles halla que sólo el 2% de los usuarios hacen clic sobre los anuncios que encuentran en las portadas de los periódicos.

Además, añade el informe del CPE, los anunciantes tienden a prescindir de los medios para colocar publicidad en Internet. Prefieren los “portales” (como Yahoo, Netscape, etc.) -que se llevan la mayor parte de las campañas publicitarias en la red- o sus propios sitios.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares