El divorcio entre periodistas y público

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 38s.

Contrapunto

Los periodistas tienden a hablar en nombre de una anónima opinión pública. Pero cuando se pregunta al público, puede resultar que sus opiniones sean muy distintas a las de los periodistas. Así cabe pensar a la vista de una encuesta entre 2.000 lectores y 515 periodistas realizada en Estados Unidos por el Times Mirror Center for the People and the Press.

Los reproches del público se dirigen sobre todo contra los medios de ámbito nacional, que son los de más notoriedad dentro y fuera del país. Pueden lograr, por ejemplo, que quien no acabe de estar conforme con las campañas gays se sienta un bicho raro. En realidad, es uno de la mayoría. Más de la mitad de los norteamericanos creen que no se debe dar una visión positiva de la homosexualidad. En cambio, el 80% de los periodistas piensan lo contrario.

Otra diferencia importante está en el índice de práctica religiosa, que entre los periodistas es la mitad del que presenta la población en conjunto (20% frente al 40%). Pero lo más significativo es que dos tercios del público -incluidos, por tanto, muchos no practicantes- no consideran acertada la información religiosa. Les parece que los medios no comprenden ese tema, como tampoco los asuntos relacionados con la familia.

Ciertamente, la objetividad no es cuestión de mayorías. Pero los periodistas no podrían alegar que el público juzga las informaciones según sus actitudes previas, ya que lo mismo podría aplicarse a ellos. Además, otro dato de la encuesta muestra que los lectores no son necesariamente parciales. Dos tercios del público dicen que la prensa se ha excedido dando noticias negativas sobre la vida privada y el carácter de Clinton -cosa que niegan los periodistas en igual proporción-, y entre los de esa opinión están incluidos más del 60% de los votantes republicanos.

Rafael Serrano

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares