ARCO en su 40 (+1) cumpleaños

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 7m. 57s.
ARCO 2022

ARCO 2022 pone fin a su cuarenta cumpleaños con un balance positivo: se han incrementado las ventas y las galerías están satisfechas. La pandemia ha cambiado el panorama de la feria, como comenta su directora, Maribel López: “Han sido dos años muy complicados para las galerías, que han hecho un esfuerzo titánico”.

Ha sido también un tiempo para la reflexión y agudizar el ingenio: “Las galerías se han reinventado mucho a nivel digital. Al no poder hacer ferias, lo digital ha sido una posibilidad, se han acercado hacia sus coleccionistas locales y también han ahorrado”. En este sentido, la organización ha querido aportar su granito de arena y ha facilitado el acceso a la feria con descuentos.

En este reinventarse tenemos que destacar una tendencia de futuro al alza: la presencia de los NFT (non-fungible tokens). Se trata de productos únicos a nivel mundial que están desatando una verdadera locura entre los coleccionistas de arte. Es una tecnología, a través de un certificado digital, que asegura la autenticidad y titularidad de algo (una obra de arte, una canción, un archivo de imágenes, un texto publicitario…). Lo que los hace especiales es que son activos únicos que no se pueden modificar y que han llegado con el ímpetu de convertirse en moda.

Cumpleaños retrasado

Un año más, la Feria de Madrid fue testigo de la cita con el arte contemporáneo. ARCO 2022 recuperó su tradicional mes de febrero con el deseo de recobrar la normalidad, en un año todavía estigmatizado por la pandemia y con un estricto protocolo de seguridad: pasaporte covid, mascarillas y el espacio acomodado con pasillos anchos como en la anterior edición; todo un acierto para el encuentro y el diálogo improvisado.

ARCO 40 (+1) culmina la celebración de sus 4 décadas de existencia. Un evento que no pudo celebrarse en la anterior edición –cuando le correspondía– y que ahora ha llegado a través de 19 galerías que han sido cuidadosamente seleccionadas por el equipo de comisarios formado por María Inés Rodríguez, Francesco Stocchi y Sergio Rubira. Entre estas “galerías históricas” destacamos algunos ejemplos con sus artistas más representativos: Chantal Crousel (Mona Hatoum), Elvira González (Elena Asins, Donald Judd), Giorgio Persano (Mario Merz, Susana Solano), Helga de Alvear (Imi Knoebel, Ulrich Rückriem), Joan Prats (Joan Hernández Pijuan, Albert Ràfols Casamada), Juana de Aizpuru (Dora García, Rogelio López Cuenca), Leandro Navarro (Amalia Avia, Carmen Laffón, María Moreno, Isabel Quintanilla)… Una larga lista que muestra el valor que tiene el pasado en la feria. Y aquellos inicios de ARCO en 1982, cuando Juana de Aizpuru con gran acierto logró posicionar a España en el mercado internacional. Desde entonces, ARCO no ha hecho más que consolidar su prestigio y afianzar su presencia en el complicado mapa de las ferias internacionales.

En este aniversario hacemos un repaso por los directores de ARCO, que casi siempre han sido mujeres. Tras Juana de Aizpuru, que hoy todavía sigue asistiendo a su stand en la feria, continuó Rosina Gómez-Baeza durante 20 años; en 2007 vendría Lourdes Fernández y en 2011 Carlos Urroz, que consiguió la participación de Latinoamérica en la feria. Un logro que desde entonces se repite cada año. Por último, en 2019, Maribel López, la mano derecha de Carlos, asumió el cargo.

La articulación de la feria

Después de la pasada edición de julio de 2021, ha habido que trabajar duro y en poco tiempo, pero el resultado ha merecido la pena. Constatamos la presencia de 30 países, una internacionalización del 61% y la participación de 185 galerías. De ellas, 159 configuraron el Programa General, que es la apuesta más ambiciosa y en la que destacamos las secciones “Solo dúo” y los “Proyectos de artista”, que en esta edición –como en la anterior– fueron íntegramente dedicadas a mujeres. La reivindicación del papel protagonista de las artistas ha sido sin duda el tema más recurrente. Fueron 17 proyectos entre los que destacamos nombres consolidados como Aurèlia Muñoz, Liliana Porter o Nalini Malani.

Jimena Croceri, serie “Al agua dejarla dibujar su nueva forma” (Foto: Mercedes Sierra)
Jimena Croceri, serie “Al agua dejarla dibujar su nueva forma” (Foto: Mercedes Sierra)

Además, la sección 40 (+1) fue el plato fuerte de la feria, con la presencia de 19 galerías históricas. En “Opening” pudimos ver el arte más joven que marca las tendencias de futuro. Este espacio congregó a 15 galerías que no tenían más de siete años de existencia y a las que se les da la posibilidad de exponer durante dos años consecutivos.

La presencia latinoamericana

América Latina en ARCO es una realidad consolidada. Este año, la novedad fue la sección “Nunca lo mismo”: un espacio comisariado por Manuela Moscoso y Mariano Mayer que ponía el punto de mira en los procesos de creatividad, la materialidad de las obras, las técnicas y los procedimientos manuales utilizados al otro lado del charco.

Obra de Mateo López (Foto: Mercedes Sierra)
Obra de Mateo López (Foto: Mercedes Sierra)

En total se han presentado ocho galerías de Argentina, Brasil, Chile, Guatemala y Perú. Además de este proyecto, había otras galerías dentro del Programa General que apostaron por artistas latinoamericanos. Vamos a destacar algunos.

Comenzamos por la obra de Mauricio Poblete, que da visibilidad a las tensiones en la población indígena a través de la figura de la Chola. Rodrigo Arteaga (Galería AFA, Santiago de Chile), con la serie “Monocultivos”, tras los devastadores incendios forestales de 2017 en Chile, comenzó a impregnar los papeles con las huellas del fuego, el hueco horadado y los restos de hollín… en una especie de texto al dictado de la naturaleza, envuelto en un halo elegante y minimalista al mismo tiempo.

También nos gustó la propuesta de Jimena Croceri (Galería Piedras, Buenos Aires). En “Propagaciones” se acerca al soporte de papel e indaga sobre los recorridos del agua en sus constelaciones rítmicas de movimientos y texturas. Eduardo Navarro (Proyecto Ultravioleta, Guatemala) presentó la obra “Luz crea ojo, ojo crea tacto, tacto crea afecto”, con el deseo de mirar el mundo con otra cercanía.

Por su parte, la obra de la venezolana Sol Calero obtuvo el Premio Arco Comunidad de Madrid para Jóvenes Artistas, con “Mesa servida” y “Silla Isadora”. En la galería ChertLüdde de Berlín, Calero presentó instalaciones inmersivas a gran tamaño y de colores brillantes dedicadas a la identidad, la representación y la marginación.

La galería Formato Cómodo apostó por un artista de República Dominicana, Engel Leonardo, cuya obra “Bahoruco” tiene su punto de partida en la Sierra de Bahoruco, donde tuvieron lugar las primeras rebeliones indígenas y africanas contra el poder colonial. Un lugar casi sagrado de donde emanan energías cargadas de sabiduría ancestral.

Por otro lado, está Mateo López, artista de Bogotá en cuyos trabajos apreciamos la estructuración en planos, como en el collage realizado con retales de telas que se ensamblan desde la individualidad a una percepción global de conjunto. Dignos de mención son también los paisajes del mexicano Jorge Méndez.

Finalizamos este recorrido por América Latina con dos premios: “Mejor Stand Solo/Dúo”, que recayó en la obra textil de la mexicana Marta Palau, cuyos tapices presentan la ambivalencia de lo pictórico y lo escultórico; y “Mejor Stand y Contenido Artístico Internacional” para Rolf Art, que reunió a tres artistas argentinos: las fotografías de Sara Facio, las imágenes de Marcelo Brodsky y la instalación fílmica de Andrés Denegri.

Otros momentos

ARCO es un lugar de encuentro: es mercado de arte; es también el espacio de Ars Libris, “La feria dentro de la feria”, con dedicación en exclusiva a libros de artistas, pensamiento contemporáneo y publicaciones digitales. Como comenta Maribel López: “Siempre pensamos que es un espacio interesante para iniciarse en el coleccionismo”. Pero ARCO es también un foro de debate, que este año se ha centrado en las nuevas tendencias a la luz del pasado. Se ha puesto en valor la madurez de la feria, el nuevo escenario que ha traído la pandemia, la apuesta por lo digital y el futuro que se vislumbra.

No podemos terminar sin decir que nos gustó el stand de Radiotelevisión Española, un conjunto de maniquís con vestidos y tocados muy vistosos diseñados por Manuel Fernández. La propuesta era dar color a un “traje lienzo” en blanco y que estos fueran pintados por artistas plásticos españoles y latinoamericanos, como Grimanesa Amorós, Rafael Canogar, Ouka Leele, Juan Genovés, Manolo Valdés o Enrique Tábara. Una fusión entre moda y arte con una apuesta por la sostenibilidad del planeta y la concienciación social.

Stand de Marta Palau (Foto: ARCO)
Stand de Marta Palau (Foto: ARCO)

Nos despedimos con ese saber hacer de Madrid en su semana grande del arte, donde han desfilado por la “alfombra roja” los mejores eventos con ARCO a la cabeza y un suma y sigue en Art Madrid, JUSTMAD, UVNT Art Fair, Drawing Room, Hybrid Art Fair.

Mercedes Sierra
@Sierra6Mercedes, @atreveteconelarte

 

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.