Otros estrenos (22 septiembre 2017)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 42s.

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 22 de septiembre.

La reina Victoria y Abdul
Victoria and Abdul

Director: Stephen Frears. Guion: Lee Hall (novela: Shrabani Basu). Intérpretes: Judi Dench, Eddie Izzard, Adeel Akhtar, Tim Pigott-Smith, Ali Fazal, Robin Soans, Jonathan Harden, Sukh Ojla. 112 min. Jóvenes.

Una ya muy anciana reina Victoria quiso contar como consejero y amigo personal con un joven indio musulmán, ocasionando un escándalo no pequeño en la estricta y severa corte victoriana.

Se esperaba más de esta película, basada en un hecho real y dirigida por Stephen Frears, que en la notable –y desde luego superior a esta cinta– The Queen ya había llevado a la gran pantalla otra anécdota protagonizada por una monarca británica.

La cinta cuenta con valores importantes de producción y la interpretación ejemplar de una grande como Judie Dench, pero la historia se queda encerrada en un buenismo algo simplón y un maniqueísmo casi infantil. Se diría que el –en ocasiones– afilado Frears se siente llamado a filmar un cuento con moraleja que termina teniendo poca fuerza, a pesar del sugerente punto de partida. Ana Sánchez de la Nieta.


Kingsman: El círculo de oro
Kingsman: The Golden Circle

Director: Matthew Vaughn. Guion: Matthew Vaughn, Jane Goldman. Intérpretes: Taron Egerton, Colin Firth, Julianne Moore, Mark Strong, Channing Tatum, Halle Berry, Pedro Pascal, Jeff Bridges, Elton John. 140 min. Jóvenes-adultos. (VXD)

Esta segunda entrega de la franquicia es incluso más trepidante que la primera, Kingsman: Servicio secreto, pero su argumento resulta igual de disparatado: Eggsy (Taron Egerton) se ha ganado un puesto en el cuerpo de espías Kingsman. Tras la muerte de su mentor Harry “Galahad” Hart (Colin Firth) es él quien, con Merlin (Mark Strong), ha de defender a Gran Bretaña de los ataques que un grupo secreto perpetra con la ayuda de un antiguo compañero que ha cambiado de lado y que se ha propuesto acabar con los Kingsman. Eggsy y Merlin buscan ayuda en un grupo de espionaje en Estados Unidos. Junto con los agentes Ginger (Halle Berry), Tequila (Channing Tatum) y Whiskey (Pedro Pascal) han de enfrentarse a Poppy (Julianne Moore), quien en algún lugar de la selva tiene su cuartel general, desde donde dirige su imperio de narcotráfico.

Predominan efectos especiales muy logrados, especialmente en las escenas de lucha, cuya violencia queda sublimada precisamente por su exageración, aunque en algún momento adquiere un tono bastante gore. Como en la serie de James Bond, a la que parodia sin tapujos, recurre igualmente a un cierto humor típicamente británico, aquí mezclado con el “americano profundo” de Kentucky, que —como en la primera entrega— incluye algunos momentos soeces. Con actores de primera fila, una Julianne Moore en un papel de mala de antología y un Elton John parodiándose a sí mismo, el filme destaca por una fotografía muy cuidada (George Richmond), no solo en las escenas de acción, sino también en la variedad de paisajes, aderezada por las nostálgicas canciones de John Denver “Take Me Home, Country Roads” y “Annie’s Song”. José M. García Pelegrín.