Otros estrenos (20 enero 2017)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 54s.

Breves notas sobre algunas películas que se estrenan el 20 de enero.

Toni Erdmann

Directora y guionista: Maren Ade. Intérpretes: Peter Simonischek, Sandra Hüller, Lucy Russell, Trystan Pütter, Hadewych Minis, Vlad Ivanov. 162 min. Adultos. (XD)

Desde que ganara el premio Fipresci en el último festival de Cannes esta cinta no ha dejado de acumular aplausos y premios (el último y más importante, el de mejor película europea). Dirigida por la realizadora alemana Maren Ade, Toni Erdmann cuenta la historia de una exitosa ejecutiva cercana a los 40 que entra en crisis existencial cuando su padre le pregunta si es feliz.

La cinta, con un humor grotesco y surrealista, aborda cuestiones de calado y aporta al panorama cinematográfico un personaje –el del padre– hilarante y original. El gran problema es que para contar esto necesita 162 minutos que se hacen interminables. Además, las idas y venidas de la protagonista –que actúa sin ningún norte– acaban contagiando a toda la historia, que termina siendo un batiburrillo de gags chocantes: lúcidos algunos, toscos los demás.

Luz entre los océanos 

The Light Between Oceans

Director:Derek Cianfrance. Guion: Derek Cianfrance (novela: M.L. Stedman). Intérpretes: Michael Fassbender, Alicia Vikander, Rachel Weisz, Bryan Brown, Anthony Hayes, Caren Pistorius, Leon Ford, Benedict Hardie, Florence Clery. 130 min. Adultos. (X)

Un hombre bueno y “tocado” por la guerra decide solicitar el puesto de farero en una isla casi abandonada. Al poco tiempo se enamorará de una joven y se casará con ella. Un terrible acontecimiento les cambiará radicalmente la vida.

Gran parte del mérito de la película es que cuenta con una pareja de protagonistas tan carismática como Michael Fassbender y Alicia Vinkander, que logran hacer creíbles sus intensos y sufrientes personajes. La historia, aunque peca de episódica, consigue mantener el interés. Y eso porque los conflictos morales que plantea, aunque no son “cotidianos”, resultan cercanos al espectador. La película habla del conflicto entre la razón y el sentimiento, la necesidad de actuar en conciencia, la búsqueda de la verdad y la importancia del perdón. Narrativamente irregular –especialmente en su segunda parte– es una película interesante que gustará a un público fiel a los melodramas con contenido.