La televisión perjudica la imaginación infantil

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 48s.

Desde hace más de cuatro décadas se estudian los efectos de la televisión en los niños. A mediados de los años 80 las investigaciones se concentraron en la influencia sobre la imaginación. El pasado noviembre, un equipo de psicólogos de la Universidad de Leiden (Holanda) publicó una de las revisiones más completas de estos estudios. Los resultados confirman la sospecha de que la televisión no favorece la creatividad infantil.

Los psicólogos de Leiden han revisado 17 estudios, realizados en distintos países en los últimos cuarenta años, donde se comparaba la imaginación creativa de niños con televisor en casa con la de otros que no disponían de él. Ninguno de esos estudios concluye que la televisión estimule la creatividad y, en cambio, diez de ellos sostienen que hace todo lo contrario.

Por ejemplo, un estudio canadiense revela que, en una localidad donde no había televisión, los niños mostraban niveles más altos en los tests de creatividad. Sin embargo, dos años después de que llegase la televisión también allí, las puntuaciones se igualaron.

Según Patti Valkenburg, coautora del estudio holandés, hay tres posibles explicaciones de esos resultados. Primera, las imágenes televisivas tienden a fijarse en la memoria, bloqueando las producidas por la imaginación. Segunda, los programas violentos aumentan la agitación a costa de la reflexión. Por último, ver la televisión en exceso absorbe tiempo que se podría emplear en actividades más creativas: escuchar la radio o leer se traduce en puntuaciones mayores en los tests de creatividad.

No obstante, la Dra. Valkenburg afirma que la investigación no prueba que se deba impedir a los niños ver televisión. “Es más importante decidir cuánta televisión se les debe permitir ver. Y -añade- sería muy bueno que los productores de programas prestaran más atención a lo que puede estimular la imaginación infantil”. En todo caso, la doctora opina que los niños no deben pasar más de noventa minutos diarios ante el televisor.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares