El zapping hace estragos en la publicidad televisiva

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 20s.

Representantes de las televisiones y de las empresas publicitarias españolas se han reunido para limitar de común acuerdo el número de anuncios. Pues los espectadores responden al exceso cambiando de canal, lo que ha hecho que disminuya la eficacia de la publicidad televisiva. Aún no se conocen los resultados de la negociación.

La eficacia de la publicidad televisiva, medida por la proporción de espectadores que recuerdan los anuncios en relación con el total de éstos, ha bajado un 34% con respecto a 1989, año anterior al comienzo de las cadenas privadas, que aumentó los canales disponibles y desató una fiera competencia entre las televisiones. En 1989, las campañas publicitarias tenían una media de 22 anuncios en un mes, y las recordaba el 53% del público. En la actualidad, una campaña se compone de una media de 114 anuncios al mes, pero sólo queda en la memoria del 41% de los espectadores.

El frecuente olvido de las campañas publicitarias contrasta con el fuerte incremento de los anuncios exhibidos. En 1989 se emitieron 214.000; en 1992, 612.700. A la vez, según las agencias publicitarias, los anuncios televisivos han sufrido un considerable descenso de calidad.

Otra muestra de la proliferación de publicidad es la brevedad de los intervalos medios entre cortes publicitarios. Por ejemplo, Televisión Española pasó de 25 minutos en abril de 1992 a 18 en el mismo mes de este año. El mayor empacho publicitario corresponde a la cadena privada Tele 5, que sólo concede un descanso de 14 minutos entre dos tandas de anuncios. La media de todas las cadenas es de 23 minutos.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares