Uruguay legaliza el aborto

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 3s.

Como se esperaba, el Senado uruguayo sancionó ayer por 17 votos contra 14 la ley despenalizadora del aborto que tres semanas antes habían aprobado los diputados. El presidente José Mujica no hará como su predecesor, Tabaré Vázquez, que vetó un proyecto similar.

Con la nueva ley, una mujer podrá abortar libremente en las primeras doce semanas de embarazo a condición de que se someta a asesoramiento. Tres especialistas (ginecólogo, psicólogo y asistente social) le informarán de las consecuencias del aborto y de las alternativas de que dispone. Luego tendrá que guardar un periodo de reflexión (cinco días), y si sigue queriendo abortar, podrá hacerlo.

También se podrá abortar hasta la decimocuarta semana, sin previo asesoramiento, en tres casos: riesgo grave para la salud de la mujer, malformaciones del feto y violación. Estos motivos ya se admitían como excepciones al delito de aborto.

Tanto los centros médicos como el personal sanitario podrán excusarse de practicar abortos si alegan que va contra su ideario o contra su conciencia, respectivamente. Pero los centros tendrán que remitir a la mujer a otro y cargar con los gastos que ocasione el traslado.

Más detalles sobre la ley en el artículo relacionado.