Un estudio muestra la opinión de los médicos italianos sobre la eutanasia

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 27s.

En Italia, el debate sobre la eutanasia no ha tenido tanta repercusión como en otros países, por lo que no se dispone de datos muy precisos. Sin embargo, la revista Journal of Pain and Symptom Management (3-III-99), especializada en cuidados paliativos, ha publicado un artículo que recoge los resultados de una encuesta realizada a un grupo de médicos italianos de atención primaria. De ella se desprende que la práctica de la eutanasia no está demasiado extendida en Italia y que sólo una pequeña proporción de los médicos se declara favorable a terminar artificialmente con la vida del enfermo.

A la vista de los datos obtenidos, los autores del estudio resaltan que tres factores contribuyen a tener una actitud más favorable a la eutanasia entre los médicos italianos: no ser católico, inexperiencia en cuidados paliativos con enfermos terminales y la sensación de sentirse emocionalmente exhausto en su relación con el enfermo terminal.

La encuesta tuvo lugar durante el transcurso de un encuentro sobre medicina paliativa con 596 participantes procedentes de las ciudades de Ferrara y Mantova. Un total de 336 médicos respondieron a las cuestiones planteadas, de los cuales una amplia mayoría (24,4%) dijo haber recibido de pacientes terminales únicamente la solicitud de suprimir el tratamiento, mientras que un bajo porcentaje fue requerido para practicar la eutanasia (11%) o el suicidio asistido (4,5%). Hay que señalar que la práctica de la medicina en Italia no favorece demasiado el diálogo acerca de la eutanasia entre médico y paciente, ya que los médicos tienden todavía a ocultar muchas veces su diagnóstico, sobre todo en las fases más avanzadas de la enfermedad. De todas formas, las cifras contrastan notablemente con las de un país como Holanda, donde el 2% de las muertes totales se debe a la eutanasia y el 40%-60% de los médicos afirma haberla practicado alguna vez.

Los datos muestran además que sólo una minoría de los médicos es algo o bastante favorable a la eutanasia (15%), mientras que el 33% está de acuerdo con la posibilidad de suprimir el tratamiento que mantiene en vida al paciente terminal. Sin embargo, un 40% de los médicos piensa que el enfermo tiene derecho a disponer de su vida cuando sufre una enfermedad incurable, aunque sólo el 15% le informaría del modo de hacerlo y únicamente un 10% llevaría a cabo la eutanasia personalmente.

La mitad de los médicos admite que factores filosóficos (éticos o religiosos) influyen en su juicio sobre esta práctica; y la mayoría (72%) piensa que con una mayor atención al control del dolor y a la calidad de vida de los pacientes, la eutanasia sería innecesaria. Un tercio de los médicos teme también las posibles repercusiones legales que se desprenderían de su participación activa en la muerte del enfermo.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares