Suiza: medicina paliativa a domicilio

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 41s.

Iniciativas

Poco a poco se van creando en los hospitales unidades de cuidados paliativos para tratar a pacientes terminales. Lo peculiar del equipo médico Antenne François-Xavier Bagnoud, de Suiza, es que acuden al domicilio de sus pacientes, enfermos graves o personas que están cerca de la muerte, y los atienden 24 horas al día.

El equipo que trabaja en Sion (Suiza) se mantiene gracias a la ayuda económica de la asociación fundada por Albina du Boisrouvray. Es uno de los pocos centros de este tipo que puede funcionar sin interrupción durante el tiempo requerido por el enfermo, lo que implica de hecho una alternativa a la hospitalización.

“No queremos servir de modelo, sino provocar. Al concretar en nuestra institución una serie de medios, hemos logrado que los demás ya no puedan permanecer indiferentes. Nuestro objetivo es crear una necesidad, despertar la conciencia de que aún hay cosas que se pueden pedir”, dice Anne-Moria Venetz, directora del centro.

El equipo médico no espera al final de la vida del enfermo para atenderle. Muchos de sus pacientes son jóvenes, toxicómanos que han vivido marginados, afectados de SIDA que no están en fase terminal, etc. Uno de los requisitos del éxito es actuar con realismo: “Hay que ver lo que se puede hacer, y ser capaz de decidir a tiempo, cuando se ve que la familia va a estallar, para hospitalizar al enfermo”, explica Claude Bayard, especialista en cuidados paliativos del hospital Gravelone de Sion, que ha colaborado con Antenne François-Xavier Bagnoud.

El doctor Bayard afirma que el enfermo, los familiares, o incluso el personal sanitario, mencionan en algún momento la eutanasia como solución, pero nunca lo hacen todos a la vez. Bastantes enfermos dicen que tienen ganas de morir. Pero, “cuando un enfermo de 39 años dice que está feliz porque nunca se han ocupado tanto de él, se tiene la impresión de haber hecho un buen trabajo”, asegura Johanna Moos, enfermera coordinadora.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares