Se descubren células madre de la médula ósea tan versátiles como las embrionarias

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 18s.

Investigadores de la Universidad de Tufts (Boston) han conseguido aislar un tipo de células madre procedentes de la médula ósea que, según dicen, tienen la misma versatilidad que las células madre embrionarias para dar origen a distintos tipos de células. Si se confirma esta investigación, de la que se hace eco el “Washington Post” (2-01-2005), puede dar lugar a nuevas perspectivas en el debate sobre el uso de embriones humanos para obtener células madre.

La investigación muestra que las células extraídas de la médula ósea son capaces de transformarse en una gran variedad de otro tipo de células. Parece que incluso pueden también comportarse como células nerviosas, lo que supondría un espectro muy amplio de transformación de estas células.

Los resultados del trabajo se basan en experimentos realizados sobre ratones. Al insertar un grupo de las células de la médula ósea en un ratón con antecedentes de disfunciones cardiacas (ataques al corazón), los investigadores han observado que algunas de las células regeneran el tejido del corazón, mientras que otras se convierten en nuevos vasos sanguíneos para apoyar la recuperación del corazón dañado. El resultado fue que estos ratones duplicaron el número de vasos sanguíneos en comparación con lo conseguido con otros tratamientos.

Estas son conclusiones muy esperanzadoras para los problemas de corazón. Por ello unos 300 pacientes han sido tratados experimentalmente con unas mezclas de células procedentes de la médula ósea. Muchos han dado pruebas de recuperación en la vitalidad de los músculos del corazón.

Douglas W. Losordo, cardiólogo de Tufts que describe la investigación en el Journal Of Clinical Investigation (febrero 2005), dice que estas células de la médula son “como un kit de reparaciones. La naturaleza nos ha provisto con las herramientas para reparar los órganos dañados”. Losordo piensa que “las células madre embrionarias pueden llegar a desaparecer en el espejo retrovisor de las células madre adultas”.

Científicos que se dedican a la investigación de las células madre han manifestado sus impresiones. Por ejemplo, el doctor John D. Gearhart, de las Johns Hopkins Medical Institutions, dijo que el nuevo trabajo proporciona “algunas de las pruebas más sólidas” de que la médula tiene células con las mismas capacidades que las células madre embrionarias.

También James F. Battey, que dirige el programa sobre células madre de los Institutos Nacionales de la Salud, ha declarado que “es realmente un trabajo muy bueno”, aunque “aún es pronto para decir que los nuevos resultados obtenidos son absolutamente irrefutables”.

El estudio más convincente que se ha dado hasta ahora sobre células madre adultas de la médula ósea es de la bióloga Catherine M. Verfaillie, de la Universidad de Minnesota (ver Aceprensa 86/02). Desde hace varios años, esta investigadora se dedica a estudiar un tipo de células de la médula ósea escasas y difíciles de cultivar en el laboratorio. Su trabajo sugiere que estas células tienen todo el potencial de las células madre embrionarias y una ventaja sobre ellas: no desarrollan tumores, como suele ocurrir con las células embrionarias.

Pero otros científicos no confirman las conclusiones a las que ha llegado Verfaille. Y ella reconoce que sus células pueden ser demasiado escasas y frágiles para ser utilizables. A pesar de todo, las ventajas que presentan son irrefutables: su uso está libre de objeciones éticas, no dan problemas de rechazo (ya que son extraídas del mismo paciente) y, una vez implantadas, se diferencian y multiplican sin causar tumores (cfr. Aceprensa 99/02).

No se sabe con seguridad si las células empleadas por los investigadores de Tufts son distintas de las descubiertas por Verfaille, pero sí parecen más fáciles de cultivar.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares