Primer paso para introducir la píldora abortiva en USA

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 7s.

Como un primer paso para introducir la píldora abortiva en Estados Unidos, la compañía farmacéutica francesa Roussel-Uclaf, productora de la RU 486, ha llegado a un acuerdo con el Population Council, para que éste se ocupe de realizar una experimentación clínica con 2.000 mujeres y busque un laboratorio dispuesto a encargarse de la eventual comercialización. Antes de ser puesta a la venta debería ser aprobada por la Administración para la Alimentación y los Medicamentos (FDA), organismo que supervisa los productos farmacéuticos en Estados Unidos. Aunque la nueva Administración Clinton es favorable a la píldora abortiva, el proceso de autorización llevará no menos de dos años.

En unas declaraciones a Le Monde (27 de abril), Edouard Sakiz, presidente de Roussel-Uclaf, que es una filial del grupo alemán Hoechst, ha explicado el estado de la cuestión. A diferencia de George Bush, que rechazaba la píldora abortiva, Bill Clinton se ha manifestado a favor de que se estudie la introducción de la RU 486 en Estados Unidos. Sakiz asegura haber recibido “peticiones acuciantes” de la nueva Administración Clinton. Después ha mantenido dos reuniones con la FDA, que han permitido llegar a la solución ahora anunciada. De todos modos, Sakiz piensa que es más realista suponer que la píldora no se comercializará antes de tres o cuatro años.

En la entrevista enumera los principales obstáculos a la comercialización. Ni Hoechst ni Roussel desean aparecer directamente implicados en la producción y en la comercialización de la RU 486 en Estados Unidos. El presidente de Hoechst, Wolfgang Hilger, no quiere que su sociedad colabore con el sector abortista, por motivos éticos. Pero, según Sakiz, no ha excluido que un tercero pueda comercializar este producto. En Estados Unidos, ninguno de los grandes laboratorios farmacéuticos quiere tener nada que ver con la RU 486, por temor al boicot de los movimientos pro-vida. Por eso será el Population Council quien se encargará de buscar un productor norteamericano para la píldora. El Population Council es un organismo privado que se ha destacado por la difusión de métodos anticonceptivos sobre todo en el Tercer Mundo.

Otro de los problemas no resueltos es que para que la RU 486 provoque el aborto con total eficacia, debe ser utilizada junto con otra sustancia, una prostaglandina. Este producto es comercializado como anti-ulceroso en Estados Unidos por la firma Searle, que no quiere oír hablar de una asociación con la RU 486.

Por otra parte, advierte Sakiz, la RU 486 no es un producto farmacéutico normal que pueda ser vendido en farmacias. “Su protocolo de utilización es complejo”. En Francia sólo está disponible en servicios hospitalarios. En Estados Unidos habría que crear circuitos controlados de distribución del producto,

Para vencer el rechazo que provoca la RU 486, a veces se ha dicho que también tiene otras utilidades terapéuticas. Sin embargo, Sakiz no alude en ningún momento a esto. Dice simplemente que este producto ofrece “una nueva posibilidad técnica de abortar, con sus ventajas y sus inconvenientes”.

El rechazo a la píldora abortiva se ha manifestado también durante la asamblea general de accionistas del grupo Hoechst, celebrada el pasado día 27 de abril. Varios de los accionistas que tomaron la palabra pidieron a Wolfgang Hilder que se opusiera a las pruebas clínicas que van a comenzar en Estados Unidos. Hilder contestó que es “difícil para una compañía extranjera” oponerse a una decisión presidencial. La cantidad de RU 486 necesaria para estos ensayos se facilitará. Pero aseguró que el producto no será puesto a la venta hasta que se garantice que no habrá abusos.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares