Polonia: Fracasa un intento de iniciativa legislativa popular pro aborto

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Varsovia. La última campaña abortista en Polonia ha terminado en un estrepitoso fracaso. Las organizadoras de la campaña “SÍ para las mujeres” trataban de conseguir la liberalización del aborto, la financiación estatal de la anticoncepción y de la fecundación in vitro, y la educación sexual en las escuelas. Pero únicamente pudieron reunir en tres meses 30.000 firmas de las 100.000 que se exigen como mínimo para el trámite de una iniciativa legislativa popular.

Pretendía ser una reacción a la propuesta del comité “Stop al aborto”, que la pasada primavera consiguió recoger en dos semanas 600.000 peticiones para un proyecto de abolición del aborto, al que sólo faltaron los votos de seis diputados para convertirse en ley (cfr. Aceprensa, 21-09-2011). Los mandatarios de la Plataforma Cívica, partido que se ha mantenido en el gobierno tras las últimas elecciones, decretaron en esa ocasión disciplina de voto contra la propuesta. Algunos de los políticos de este grupo, como el actual ministro de Justicia, Jarosław Gowin, daban como explicación el temor a una hipotética reacción pendular de la sociedad y de la izquierda a la ruptura del statu quo.

Agnieszka Grzybek, apoderada de “SI para las mujeres”, se queja de la falta de apoyo de los medios liberales. Sin embargo, parece que la razón estaba del lado de quienes, como Mariusz Dzierżawski, coautor del proyecto “Stop al aborto”, anunciaban ya hace unos meses que los polacos son cada vez más contrarios al aborto y que ningún proyecto pro choice saldrá adelante como iniciativa popular en Polonia. Jacek Sapa, de la Fundación Narodowy Dzień Życia, también responsable del proyecto “Stop al aborto”, declara al diario Rzeczpospolita: “De lo que hemos podido observar a través de nuestras campañas sociales y también de los datos del Centro de Investigación de la Opinión Pública, se desprende que desde 2005 crece el número de los que se declaran a favor de la vida”.

Ha quedado al descubierto que no era tan fiero el león como lo pintaban. Así, no sería extraño que los próximos intentos de abolición del aborto cuenten con más apoyo por parte de los políticos, una vez que éstos han podido advertir que la mayor parte de sus votantes se declara contraria a esta práctica.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares