Planeta-basura

Un mar de desperdicios. O una tierra. Un planeta a tope de basura, y de la más variada: plásticos, chatarra, papel, neumáticos… Es, para muchos, la imagen de un futuro caótico. Pero es también el presente. Un reciente informe del Banco Mundial, “Basura: Una instantánea global de la gestión de residuos sólidos hasta 2050”, pone números al problema: en 2016 se produjeron 2.000 millones de toneladas de desperdicios sólidos, unos 200 millones más que en 2013. Ya era un problema

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares