Normas más claras para experimentar terapias en pacientes incapaces

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: -1m.

Estados Unidos

Las autoridades sanitarias norteamericanas han promulgado nuevas normas, más precisas, para aplicar tratamientos experimentales a pacientes que no pueden dar el consentimiento. Con ellas se pretende resolver problemas que se presentan, sobre todo, en las urgencias de los hospitales. Si el enfermo no está consciente y no hay terapia de eficacia demostrada, los médicos sólo pueden probar con otra si obtienen autorización administrativa. Pero no estaban del todo claras las condiciones requeridas, por lo que unas veces se omitían experimentos útiles y otras se abusaba de los permisos para experimentar. Las nuevas normas exigen cuatro requisitos: 1) que peligre la vida del paciente; 2) que los tratamientos disponibles no sean eficaces o no estén comprobados; 3) que el paciente no pueda dar el consentimiento y no haya tiempo para pedirlo a la familia; 4) que el experimento no entrañe riesgos desproporcionados. Además, en la primera oportunidad habrá que comunicar al paciente y a la familia las medidas adoptadas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares