La temperatura sube o se estabiliza, según se mire

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 4m. 23s.

Como en una réplica al discutido informe de algunos científicos sobre el estancamiento de la temperatura mundial en el último decenio (cfr. Aceprensa 1-12-2009), la Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha hecho público otro donde afirma que la presente década es la más cálida nunca registrada. Parece que no cabe mayor contradicción. Sin embargo, en el fondo no hay tanta: los datos son sustancialmente los mismos en uno y otro, pero cambia el periodo considerado.

El primer informe, del Hadley Centre for Climate Prediction and Research (Gran Bretaña), fue mal recibido por quienes piensan que en esta materia las buenas noticias son falsos consuelos y además perjudican la causa suministrando excusas para no actuar con urgencia contra el cambio climático. Los autores, al señalar la estabilización de la temperatura media terrestre en los últimos años, no negaban la tendencia de fondo al aumento desde mediados del siglo XX. Pero llamaban la atención sobre una pausa difícil de explicar y sobre la incertidumbre de las predicciones hechas a partir de los modelos climáticos y las observaciones precedentes.

En concreto, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), de la ONU, estimaba un aumento de 0,2 ºC de 1999 a 2008; según los cálculos del Hadley Centre, la subida ha sido de solo 0,07 ºC, y si se descuentan los efectos de los fenómenos El Niño y La Niña, la variación en el periodo resulta prácticamente nula (+0,006 ºC).

Este informe recibió críticas de carácter científico: así, algunos expertos dijeron que no había ponderado bien la influencia de oscilaciones naturales. Pero otros lo interpretaron como una bombona de oxígeno a los “termoescépticos” a pocas semanas de la crucial conferencia de Copenhague. Nada más inaugurarse la cumbre, el representante del IPCC y otras personalidades desacreditaron la idea de que el calentamiento de la Tierra se está frenando. Y el segundo día, la OMM apoyó la tesis oficial con su propio informe.

Cuando cambia el año de referencia

Para ello, la OMM ha tenido que adelantar su anual “Declaración sobre el estado del clima mundial”, que suele aparecer en marzo con los datos del año anterior. Y como 2009 no ha terminado, el anticipo se basa en las observaciones hechas de enero a octubre. Con esa salvedad, afirma que la década 2000-2009 ostenta el récord histórico de temperatura y que 2009 probablemente resultará ser uno de los diez más cálidos. Extrapolando aún más, el secretario general de la OMM, Michel Jarraud, dijo en Copenhague que si “se comparan los datos con las reconstrucciones del clima del pasado, mundialmente estamos en el periodo más cálido en los últimos 2.000 años”.

La OMM estima, basándose en los primeros diez meses del año, que 2009 dará una temperatura media mundial 0,44 ºC más alta que la del periodo de referencia habitual (1961-1990). Incluir el presente año permite reforzar el anuncio del decenio más cálido: si se hubiera quedado en 2008, la OMM habría obtenido una curva menos favorable, pues hasta ahora la temperatura ha venido bajando desde 2005.

De todas formas, con las observaciones que maneja, todo lo que afirma la OMM es verdadero. Como se puede ver en el primer gráfico, en efecto “el decenio de 2000 (2000-2009) fue más cálido que el de 1990 (1990-1999), el cual, a su vez, fue más cálido que el de 1980 (1980-1989)” (del comunicado de prensa n.º 869 de la OMM, 8-12-2009). Aun sin tomar en cuenta 2009, todos los otros años de la década actual, menos uno (2000), están entre los diez más cálidos.

En fin, según los datos publicados por la misma OMM, la subida de temperaturas se ha desacelerado en los años dos mil, aunque esta década sea la más cálida de todas. Como muestra el primer gráfico, el ascenso fue rápido en los años noventa y se moderó después de 1998.

Cuestión de matices

Quizá lo anterior sea demasiado sutil para servir de munición en Copenhague; pero es lo que se sabe con los medios disponibles. Es una lástima, pero en los discursos y declaraciones a la prensa suelen faltar los matices que solo los más pacientes encuentran en los documentos.

El comunicado de la OMM dice a poco de comenzar: “En la clasificación actual, que no tiene en cuenta las incertidumbres que conllevan las medias anuales, 2009 figura como el quinto año más cálido”. Tales incertidumbres se explican en el interior del último anuario: “Todos los valores de temperatura van acompañados de imprecisiones que provienen principalmente de lagunas en la cobertura de datos. La magnitud de las imprecisiones es tal que, por ejemplo, aunque 2008 esté considerado, nominalmente, como el décimo año más cálido desde que se mantienen registros, en realidad podría ocupar cualquier puesto entre el séptimo y el decimocuarto años más cálidos”.

En Copenhague se desarrolla una guerra política, y la primera víctima es el margen de error.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares