La incoherencia legal

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Un editorial de The Daily Telegraph (26-XI-95) comenta una sentencia del tribunal de Apelación británico que ha puesto de relieve la incoherencia del tratamiento jurídico que se da al feto humano.

El pasado viernes el Tribunal de Apelación hizo lo que parecía ser un juicio trascendental. Los jueces declararon que un hombre que había causado la muerte de un niño al acuchillar a su madre mientras el niño estaba en el útero, debería haber sido procesado por asesinato u homicidio. El tribunal rechazó el argumento del abogado defensor, a saber, que no se podía cometer ninguna delito contra un niño no nacido porque no estaba reconocido legalmente como “persona existente”.

El fallo, afirmó The Times, “refuerza el estatuto legal del feto”. De hecho, el presidente del tribunal se tomó la molestia de negar que su decisión tuviese ninguna relevancia en la cuestión del aborto: “Un médico que realiza un aborto de acuerdo con la ley del aborto de 1967 no actúa ilegalmente”. Luego, bajo la ley, un hombre que involuntariamente causa la muerte de un niño al atacar a su madre puede ser culpable de homicidio, mientras que un médico que deliberadamente mata al mismo niño actúa conforme a la ley. Los proabortistas alegarán que en el último caso la madre dio su consentimiento. Esa es una distinción irrelevante para la cuestión moral.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares