La Iglesia católica dispondrá de nuevos fondos para ayudar a las mujeres que no quieran abortar

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Alemania

Con la ayuda de varias organizaciones benéficas, la Iglesia alemana dispondrá de 6 millones de euros anuales para ayudar a las embarazadas que acuden a los consultorios católicos. Así lo anunció la Conferencia Episcopal al término de su última asamblea, a finales de febrero. La ley alemana del aborto obliga a pasar antes por un centro de asesoramiento y presentar el certificado de la consulta, emitido por el centro. En 1999, Juan Pablo II pidió a los obispos que los 270 consultorios católicos no extendieran el certificado. Esta indicación ya ha sido cumplida por todas las diócesis: la de Limburgo, que era la única que aún no había abandonado el sistema, lo hizo a comienzos de marzo. Esto ha supuesto perder el reconocimiento oficial y las subvenciones del Estado (ver servicio 8/01). Los nuevos fondos privados suplirán la falta de ayudas estatales.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares