La fecundación “in vitro”, en muchos casos innecesaria

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Un estudio, realizado por científicos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), ha vuelto a confirmar que los niños nacidos mediante fecundación in vitro (FIV) tienen más probabilidad de desarrollar defectos congénitos que los engendrados de forma natural, según informe la revista Time.

La nueva investigación, como otras anteriores (ver artículo relacionado) ha estudiado más de 50.000 nacimientos en California, el estado norteamericano que más recurre a la fecundación artificial. De esos niños, 4.795 habían sido engendrados con técnicas de reproducción asistida (FIV o inseminación artificial).

En total, 3.463 recién nacidos padecían alguna alteración que afectaba a los ojos, al corazón, a los órganos reproductores o al sistema urinario. Después de descontar los casos atribuibles a factores que aumentan la probabilidad de alguna tara genética (edad y salud de la madre, entre otros), se concluyó que el 9% de los niños nacidos por FIV desarrollaron algún daño genético, en comparación con el 6,6% de los concebidos de forma natural.

En suma, el riesgo de padecer algún tipo de defecto congénito es 1,25 veces mayor si se ha utilizado la FIV. En cambio, los investigadores no encontraron aumento de riesgo con otras técnicas de reproducción asistida, como la inseminación artificial o la ovulación inducida. Por eso sostienen que es el propio proceso de la FIV lo que aumenta el riesgo, y no solo factores relacionados con la propia infertilidad de los que recurren a la reproducción asistida.

Según Lorena Kelley-Quon, una de las investigadoras principales del estudio patrocinado por la UCLA, deberían darse a conocer estos datos, sobre todo a quienes recurren a este tipo de tratamientos. Es importante, explica, que quienes se someten a ellos sean informados por el equipo médico de los riesgos que entraña la FIV antes de tomar una decisión.

Embarazos naturales después de la FIV
Además, la FIV puede ser innecesaria, como ha mostrado un estudio realizado en Francia por el Instituto Nacional de Salud e Investigaciones Médicas (INSERM) y publicado en Fertility and Sterility el pasado mes de abril. Los autores comprobaron que el 17% de quienes consiguieron ser madres a través de la FIV, más tarde pudo concebir un hijo de forma natural.

Asimismo, el 24% de las mujeres que no tuvieron éxito con la reproducción asistida, logró con posterioridad ser madre sin ella. El porcentaje es mayor cuanto más joven es la mujer y menos fueron los intentos con FIV, y cuando la causa de la infertilidad es desconocida. De modo que cuando se dan todas esas circunstancias, la proporción de mujeres que tuvieron hijos después de no lograrlo con la FIV llega al 45%. Esto implica que muchas parejas no son totalmente infértiles y recurren demasiado pronto a la técnica cuando solo necesitarían tener más paciencia.

Óvulos congelados
La publicación del estudio de la UCLA ha coincidido con la decisión, adoptada por la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, de aceptar el empleo de óvulos congelados en los tratamientos de fertilidad, algo que era todavía considerado como experimental. Este cambio de actitud se debe a un investigación, elaborada por el Centro de Servicios Avanzados de Reproducción (CARS) de la Universidad de Connecticut, en la que se concluye que la probabilidad de embarazo es similar utilizando óvulos congelados.

Aunque en el estudio en el que apoya su decisión no se percibió ningún aumento de la probabilidad de defectos congénitos utilizando óvulos congelados, la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva advierte que es demasiado pronto para asegurar que no hay ningún riesgo y hace falta investigar más. También dice que, si bien constituye una esperanza para las mujeres que padecen cáncer, la congelación de óvulos no se debe emplear con mujeres sin problemas de fertilidad.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares