Holanda implanta un seguro sanitario único

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Amsterdam. Holanda estrenará en el 2006 la reforma de asistencia sanitaria más drástica desde hace cincuenta años. Conforme a la nueva Ley del Seguro Sanitario, desaparecen tanto el actual seguro obligatorio de asistencia sanitaria de la Seguridad Social como los seguros privados para ser sustituidos por un único seguro sanitario general. El nuevo sistema pretende evitar las diferencias entre la Seguridad Social y los seguros privados y que todo el mundo reciba un paquete de servicios básicos, garantizado por ley.

Según el Ministerio de Sanidad, la nueva modalidad crea un sistema más sencillo y favorece la solidaridad. Todo el mundo está obligado a asegurarse y las compañías de seguros deben ofrecer el paquete básico y no podrán negarse a acoger clientes, ni por motivos de edad, ni por tener una enfermedad crónica. Tampoco podrán pedir una cuota más alta a gente mayor o enferma. Por el seguro sanitario, cada miembro de la familia mayor de 18 años tendrá que abonar una cuota; los menores de 18 están asegurados pero no pagan cuota.

Para gozar de este seguro único con una oferta de servicios básicos hay que elegir una aseguradora. Se puede cambiar de aseguradora una vez por año. También sigue existiendo la posibilidad de establecer seguros complementarios para servicios que no van incluidos en el paquete básico.

Las compañías de seguros establecen los contratos con las instituciones que proporcionan cuidados médicos y cada asegurado tiene que aceptar ser atendido en estos centros. En caso de que el asegurado desee otro, posiblemente tendrá que pagarlo él mismo.

El seguro base cuesta unos 1.100 euros anuales. Como resulta más caro que el coste de la seguridad social en años anteriores, el ministerio ha previsto una ayuda para quienes ganen menos de 25.000 euros anuales. La ayuda es transitoria, y quien tiene derecho a ella ya ha recibido en septiembre de 2005 una formulario sacado de los datos de la declaración de la renta. Por ejemplo, una persona soltera con un salario bruto de 2.240 euros al mes paga ahora 32 euros mensuales. En enero del 2006 tendrá que pagar una póliza de 92 euros mensuales. Para compensar la diferencia recibirá ya desde diciembre una ayuda de 63 euros mensuales. Además el empleador tendrá que pagar una prima del 6,5% del sueldo del trabajador, sin descontárselo a este.

La cantidad de compañías de seguros a la caza de clientes se ha multiplicado de una forma increíble y resulta imposible distinguir entre lo que prometen unas y otras. El gobierno no ha ahorrado medios y esfuerzos para informar al ciudadano asustado: folletos, revistas, programas en los medios, el ministro en programas de información respondiendo a las preguntas…

En Holanda, la atención sanitaria alcanza un nivel alto, y la expectativa de vida media es de 76 años para el hombre y de 80,9 años para la mujer.

Carmen Montón

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares