Hay menos centros que practican abortos, por influencia de los hospitales católicos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: -1m.

Estados Unidos

Los acuerdos o fusiones entre hospitales católicos y otras clínicas privadas son cada vez más frecuentes en Estados Unidos. Según The New York Times, entre 1990 y 1995 hubo 57, y 29 el año pasado. El motivo es asegurar la supervivencia de las clínicas pequeñas compartiendo gastos y aparatos de elevado coste. Una consecuencia es que las clínicas privadas implicadas dejan de practicar abortos, porque los socios católicos ponen esa condición. Por lo mismo, abandonan también otros métodos artificiales de control de la natalidad: administración de anticonceptivos, ligaduras de trompas, vasectomías… “Nuestras creencias son nuestras creencias”, ha declarado Thomas Dee, director del Benedictine Hospital (Nueva York), que el año pasado se alió con dos centros privados. “La consecuencia es que los hospitales pueden decidir no unirse con nosotros, pero nuestros principios son firmes”, añade Dee. En Estados Unidos, la Iglesia católica es la entidad sin ánimo de lucro que tiene más centros sanitarios: de todos los ingresos en hospitales, uno de cada seis se hace en un centro católico.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares