Encuentran nuevas células madre en el cordón umbilical

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 52s.

Desde hace años se sabe que la sangre del cordón umbilical contiene abundantes células madre, de las que ya se obtienen otras células para regenerar tejidos dañados. Pero también hay células madre en el cordón mismo, como han confirmado unos científicos de Singapur, que han logrado además diferenciarlas en células de varios tipos.

El equipo de la Cell Research Corporation que ha hecho los experimentos ha encontrado en la pared exterior del cordón umbilical gran cantidad de células madre fácilmente accesibles, entre ellas muchas de dos tipos especialmente versátiles: epiteliales y mesenquimáticas, que pueden dar lugar a casi cualquier género de células humanas. Hasta ahora, los científicos han logrado diferenciar las células madre del cordón en células de piel, hueso y grasa. Harán falta más investigaciones para explotar todo el potencial de esas células madre.

En un comunicado de prensa, la empresa de Singapur destacó las ventajas del cordón umbilical como fuente de células madre: “Con este nuevo procedimiento se puede obtener gran número de células madre a partir de unos tejidos que son materiales de desecho clínico. Además, su uso no presenta problemas éticos”.

Las células madre de la sangre del cordón umbilical, junto con las de la médula ósea, son objeto de debate en el Congreso de EE.UU. Sendos proyectos iniciados en la Cámara de Representantes y en el Senado quieren promover la obtención y el uso de esas células creando un banco de datos nacional para facilitar que los investigadores tengan acceso a ellas. Se trata de una alternativa a otro proyecto, ya aprobado por la Cámara, que permitiría financiar con fondos federales los experimentos con células madre embrionarias (ver Aceprensa 78/05). La propuesta sobre células madre adultas obtuvo el voto favorable de la Cámara de Representantes en mayo y el de la comisión competente del Senado a finales de junio. Falta que se debata en el pleno del Senado y, si se aprueba -como parece seguro-, que se unifiquen las versiones de una y otra cámara.