El fin de la impunidad del aborto ilegal en España

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 13s.

La investigación policial que ha llevado por ahora a la detención de seis personas relacionadas con clínicas abortistas en Barcelona -del Ginemedex-TBC- está basada en “indicios sólidos”, según la fiscalía de la ciudad. Esta actuación judicial es la consecuencia del empeño perseverante de quienes han denunciado las prácticas de estas clínicas, propiedad del doctor Carlos Morín. La práctica de abortos en mujeres en avanzado estado de gestación había sido revelado también en reportajes realizados por periodistas del Daily Telegraph (ver Aceprensa 134/04) y de la cadena de televisión danesa DR1. En esta ocasión, la denuncia que ha dado pie a la investigación es de la asociación E-Cristians.

Aunque la operación está bajo secreto de sumario, se ha sabido que el testimonio de una antigua empleada de estas clínicas y las escuchas telefónicas han ayudado a lograr pruebas que sirvan para imputar a los acusados. Esta operación no tiene precedentes en España, aunque los datos han avalado siempre a quienes consideran que se está produciendo un masivo fraude en la ley española del aborto. Más del 96% de abortos se llevan a cabos en clínicas abortistas privadas y la mayoría de ellos bajo el supuesto de peligro para la salud física o psíquica de la madre. Con la firma de un psiquiatra es suficiente.

Fuente: ABC, 28 y 29 noviembre 2007.