El Colegio de Médicos irlandés se opone al aborto en todos los supuestos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 21s.

El Colegio de Médicos irlandés ha llevado a cabo una investigación de la que se desprende que no existe ninguna circunstancia que haga necesario el aborto como parte del tratamiento para salvar la vida de la madre.

El estudio se comenzó tras la decisión del Tribunal Supremo irlandés que -el 6 de marzo de 1992- autorizó a una joven a viajar a Inglaterra para abortar, debido a que amenazaba con suicidarse si no se le permitía hacerlo. Padraig Keane, presidente del Comité Ético del Colegio, manifestó a los medios de comunicación que el Tribunal Supremo podría haber llegado a otra conclusión si hubiese dispuesto de este informe.

La investigación se ha llevado a cabo estudiando pormenorizadamente las enfermedades en las que el aborto podría considerarse medio necesario para salvar la vida de la madre. En todos los casos, el equipo investigador halló medios tan eficaces o más que el aborto para tratar la enfermedad de la madre, con los cuales se podría salvar también la vida del niño. Con respecto al polémico caso que motivó la sentencia del Tribunal Supremo, los médicos descubrieron que, entre las mujeres que presentan tendencias suicidas, las embarazadas tienen una probabilidad veinte veces menor de quitarse la vida.

El Colegio de Médicos ha manifestado también la importancia de que toda mujer embarazada tenga acceso a los tratamientos médicos necesarios en caso de enfermedad. Y ha recordado la diferencia que existe entre matar al feto intencionadamente y la muerte del mismo como consecuencia indirecta del tratamiento que la mujer recibe.