EE.UU.: condenado el médico que practicaba abortos tardíos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: -1m.

Kermit Gosnell, el médico abortista que regentaba la “clínica de los horrores” en Pensilvania (ver artículo relacionado), ha sido condenado a cadena perpetua. Se le ha declarado culpable de tres asesinatos en primer grado de bebés resultantes de abortos fallidos. Los tres se encontraban en avanzado estado de gestación; uno incluso superaba la semana 29.

También ha sido declarado culpable de homicidio involuntario, debido a las negligencias médicas que causaron la muerte de una mujer durante uno de los abortos ilegales que Gosnell solía practicar. El acusado ha aceptado la sentencia para evitar una previsible condena a muerte.

La sentencia final parece cerrar uno de los episodios más truculentos relacionados con el aborto en Estados Unidos. Sin embargo, varios grupos provida han anunciado que batallarán para demostrar que las prácticas de Gosnell no son un caso aislado. Algunos analistas políticos han señalado que la cobertura mediática del juicio (que los provida consideran insuficiente) provocará que Obama se distancie, aunque sea temporalmente, de Planned Parenthood, la principal organización proabortista del país, y con la que el presidente se ha mostrado muy comprometido.