Dos serias advertencias sobre el desarrollo incontrolado de la procreación asistida

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Dos serias advertencias sobre el desarrollo incontrolado de la procreación asistida
El Consejo de los Colegios Médicos franceses y el Comité Nacional de Ética rechazan varias técnicas muy utilizadas

Dos recientes informes han relanzado la inquietud en Francia sobre el desarrollo incontrolado de la procreación asistida. Tanto el Consejo de la Orden de Médicos como el Comité Nacional de Ética rechazan o ponen en guardia contra algunas técnicas corrientemente utilizadas. Si estas recomendaciones se aplicaran, habría que cambiar notablemente las prácticas de procreación asistida.

En el informe aprobado por unanimidad en el Consejo nacional de la Orden de Médicos (1) se afirma que “el embrión, cualquiera que sea su desarrollo, no puede ser reducido a un simple material. No hay comparación posible entre el embrión humano y el de otra especie. Al entrar desde su concepción en una historia colectiva y singular, el embrión de naturaleza humana pertenece a nuestra humanidad. Está en juego el respeto a la dignidad de la persona humana, independientemente de la cualidad propia de ese embrión”. Por su parte, el informe del Comité de Ética (2) hace un llamamiento a una “extrema vigilancia”.

El informe de la Orden de Médicos precisa que, como media, la tasa de éxito de las fecundaciones in vitro (calculadas en número de nacidos vivos respecto al número de punciones ováricas) no supera el 14%. Esta cifra concuerda con las que da el Comité Nacional de Ética: 13,7% en Francia en 1990 y 1991; 14% en Estados Unidos y 12,5% en Gran Bretaña.

Esta baja tasa tiene un alto coste financiero y supone una decepción para las parejas interesadas y los equipos médicos. Para aumentar la eficacia, los equipos especializados recurren a diversas técnicas, que son examinadas en estos informes.

El informe de la Orden de Médicos considera “admisible” la inseminación artificial o la fecundación in vitro con esperma del marido, pero estima que hay que “expresar reservas” cuando se realiza con esperma de un donante. También se alarma ante el gran aumento de prescripciones de productos para estimular la función ovárica, y recuerda que esto puede multiplicar de manera importante el riesgo de cáncer de ovario. El creciente recurso a la hiperestimulación ovárica inquieta también al Consejo Nacional de Ética, que menciona posibles efectos secundarios (riesgo de menopausia precoz, de cáncer de ovario y de cáncer de mama).

El informe del Comité de Ética señala los múltiples problemas ligados a los embarazos múltiples. El crecimiento del fenómeno es notable: el nacimiento de mellizos ha aumentado un 37% de 1972 a 1990, y el de trillizos un 450% entre 1972 y 1989.

Otra técnica utilizada consiste en tratar los gametos (células sexuales) para facilitar su fusión y la fecundación; a este respecto, el Consejo advierte que tal práctica “debe ser considerada con una gran reserva, ya que puede ser inútil y peligrosa”. El Comité de Ética analiza con detalle los riesgos potenciales de la técnica de inyección del espermatozoide en el óvulo. “En contra de las reglas reconocidas de investigación médica, los primeros ensayos concernientes a la especie humana se han hecho cuando los experimentos con mamíferos no humanos eran todavía muy limitados”, dice a propósito de esta técnica.

El informe de la Orden de Médicos se pronuncia en contra de otras manipulaciones como la “eclosión asistida” (apertura artificial del envoltorio del óvulo fecundado para facilitar su implantación en el útero) o prolongar in vitro el desarrollo del embrión hasta un estadio más avanzado (cinco días o más). “Aquí los riesgos para el embrión son demasiado grandes: lesiones de origen mecánico o ser afectado por virus o retrovirus”. También el Comité de Ética se inquieta por las condiciones de seguridad biológica para la madre y el embrión en el uso de esta técnica.

También se suelen implantar en el útero varios embriones para tener más probabilidades de éxito, con la posibilidad de que se produzcan embarazos múltiples. Según este informe, no deberían transferirse más de dos embriones, para “limitar el número de nacimientos prematuros y por lo tanto el de niños con secuelas psicomotrices que entrañan dolorosas consecuencias para las familias y que constituyen una pesada carga financiera para el Estado”. También se pronuncia en contra de la llamada reducción embrionaria (suprimir uno o más embriones implantados tras comprobar que ya ha habido éxito con uno de ellos).

El informe del Comité de Ética incluye datos sobre el desarrollo de la procreación asistida en Francia. Se estima que el número de niños nacidos después de fecundación in vitro es de 4.500 al año, más otros 1.500 nacidos por inseminación artificial con esperma de donante, lo cual supone el 1% del total de nacimientos. No se sabe con certeza el número de embriones actualmente congelados en los laboratorios. Se estima que cada año se congelan unos 30.000.

_________________________(1) Titulado: Procréation médicalement assistée: évolution des techniques. Cfr. Le Monde, 5 de julio.(2) Titulado: Rapport du groupe de travail sur l’assistance médicale à la procréation. Cfr. Le Monde, 7 de julio.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares