Alemania: la archidiócesis de Paderborn abandonará la red estatal de asesoramiento sobre el aborto

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los consultorios católicos de la archidiócesis de Paderborn, una de las más importantes de Alemania, abandonarán la red estatal de asesoramiento a embarazadas y dejarán de emitir los certificados que permiten abortar. Es la primera toma de postura de un obispo después de que la Conferencia Episcopal diera libertad para que cada obispo determinara en su diócesis cuándo los consultorios dejarían de emitir los certificados (ver servicio 134/99).

El arzobispo de Paderborn, Mons. Johannes Degenhardt, anunció que sus centros seguirán funcionando sin disminuir las ayudas ofrecidas a mujeres embarazadas, por lo que tendrán que buscar fuentes de financiación alternativas, como el impuesto eclesiástico. Degenhardt criticó la decisión del Comité Central de los Católicos Alemanes (ZdK), una asociación de laicos independiente abiertamente opuesta a la jerarquía católica, de fundar una sociedad privada que continúe administrando algunos de los consultorios católicos permaneciendo en el sistema estatal. Según el obispo, la llamada fundación Donum Vitae (“el don de la vida”) no es una vía apropiada para “dar un valiente testimonio de la Iglesia en la defensa de la vida”.

El arzobispo de Fulda, Mons. Johannes Dyba, afirmó a su vez que la constitución de Donum Vitae, que pretende seguir emitiendo el certificado que abre las puertas al aborto despenalizado, “muestra el estado de confusión espiritual en que se encuentran sus organizadores”. “Más bien sería Donum mortis la calificación apropiada para el certificado de asistencia a una consulta”, señaló el obispo.

Mientras tanto, el arzobispo de Múnich y primado de la Iglesia en Baviera, Card. Friedrich Wetter, anunció que las siete diócesis bávaras abandonarán al mismo tiempo la red estatal de asesoramiento, aunque no dio ninguna fecha.

El negarse a emitir el certificado supone perder las subvenciones estatales a estos centros. Los consultorios católicos de asistencia a mujeres embarazadas emplean a 460 personas y reciben subvenciones del Estado y de los municipios en una proporción que oscila según los Länder. En Baviera, por ejemplo, el Estado aporta el 88% del presupuesto, mientras que en Renania del Norte-Westfalia esta cifra asciende a tan sólo el 31%. Vicente Poveda.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares