19 años de coma… y esperanza

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 13s.

Jan Grzebski ocupa estos días en los medios de comunicación los espacios dedicados a sucesos extravagantes y rarezas mundiales. El carácter no usual de su historia no debe ocultar sin embargo sus rasgos de profunda humanidad.

Este hombre, ferroviario de profesión, cayó en un coma tras sufrir un grave accidente laboral. Eso fue en 1988. Ahora ha recuperado la conciencia por completo. Ha despertado. Durante estos 19 años “era consciente de todo lo que pasaba a mi alrededor”, aunque no podía moverse ni hablar.
Junto a él, su mujer Gertruda, cuya fe en la recuperación de Jan se ha prolongado todos estos años. “Lloré y recé mucho”, dice. Y cuenta su lucha contra el coma: “Recorrimos un hospital detrás de otro. Estuvimos en Ciechanów, en Olsztyn, en Miedzylesie y en Varsovia. En todas partes se nos dijo que no viviría mucho tiempo, y que eso era lo mejor para él. No perdí la fe. Me ponía furiosa cada vez que alguien, en mi presencia, empezaba a sugerir que a personas como él habría que aplicarles la eutanasia, para que no sufrieran. Pero yo tenía fe. Creía que Jan sanaría”.

Por su parte, el protagonista de la historia, de 65 años, ha dicho que “oía las conversaciones de los médicos, que comentaban que no sobreviviría. Y de verdad, de verdad, le digo que yo quería vivir”.

Fuente: ABC