Inmigrantes de la India, bienvenidos en EE.UU.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 26s.

Los indios se han convertido en los últimos años en el segundo grupo más numeroso de asiáticos en EE.UU., después de los chinos. En total, son cerca de 2,3 millones los residentes indios en el país. Según datos de la Oficina del Censo, su número ha crecido un 38% de 2000 a 2005.

Esta nueva ola de indios se caracteriza por su formación universitaria y sus cualidades profesionales, lo que explica que tengan pocos problemas de integración. De hecho, durante el año pasado, de los 85.000 que llegaron legalmente, la mitad obtuvo sus tarjetas de residencia gracias a un contrato de trabajo, según el Population Resource Center de la Universidad de Princeton. El resto entró en el país por motivos de reagrupamiento familiar, informa el “International Herald Tribune” (30-10-2006).

En EE.UU. se están demandando cada vez más jóvenes profesionales con suficiente preparación y con buenos conocimientos de inglés, para satisfacer las necesidades de la sociedad de la información: ingenieros, informáticos, etc. Pero no sólo se colocan en el sector de las nuevas tecnologías; cada vez están ocupando más puestos en empresas y organizaciones internacionales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional. Además de una mejora en su calidad de vida, los jóvenes indios que se instalan en EE.UU. tienen mayores posibilidades de hacer una carrera profesional, como demuestra el caso de la presidenta de PepsiCo, Indra Nooyi.

Los indios constituyen una minoría destacada en EE.UU., con un alto porcentaje de titulados universitarios. Es frecuente que muchos jóvenes indios continúen sus estudios en EE.UU. porque allí cuentan con más facilidades de financiación.

Entre los grupos étnicos, incluidos los blancos, el de los asiáticos cuenta con los mayores ingresos: 57.518 dólares anuales de media por hogar en 2004. Los de origen indio ganan aún más: 68.771 dólares por hogar y año, muy por delante de los 46.326 dólares de media nacional.

Es un hecho que la mayoría de los inmigrantes que van a EE.UU. o Europa con permisos temporales de residencia se instalan allí y no regresan a la India. Esto ha originado lo que se ha dado en llamar “padres huérfanos”, es decir, personas mayores cuyos hijos, instalados en otros países, no pueden hacerse cargo de ellos (“International Herald Tribune”, 31-10-2006).

Para combatir la soledad, algunos de ellos han decidido crear organizaciones de ayuda mutua, conocidas como Non-Resident India Parents’ Organizations. Hasta la fecha se han asociado 950 personas de 65 a 95 años. Se distribuyen en pequeños grupos en los que los más jóvenes se encargan de los más ancianos. Semanalmente se reúnen para conversar; además organizan reuniones culturales y excursiones. Su finalidad es suplir, en lo posible, la ausencia de los hijos.

ACEPRENSA