La píldora del día siguiente será de venta libre para todas las edades en EE.UU.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El gobierno estadounidense ha decidido capitular en la batalla judicial contra la venta libre de la píldora del día siguiente. El mes pasado había cedido un poco, al bajar de 17 a 15 años la edad mínima para comprarla (ver artículo relacionado). Pero un nuevo revés en los tribunales le ha movido a abandonar el litigio.

El gobierno había recurrido una orden de un juez federal que le exigía autorizar la dispensación sin receta de la píldora del día siguiente a chicas de cualquier edad. Solicitó que la orden quedara en suspenso hasta que se resolviese definitivamente el caso.

El 5 de junio, el tribunal de apelaciones competente estimó el recurso solo parcialmente: permitió mantener el requisito de los 15 años para la presentación más común del anticonceptivo, en una sola dosis, pero mandó levantar todas las restricciones para la modalidad de dos pastillas, que es más antigua y hoy se usa poco. Que el tribunal distinga entre una y otra versión, que tienen el mismo principio activo, parece obedecer a que el pleito original, iniciado hace casi diez años, era sobre la de dos tomas, la única entonces existente.

El hecho es que, tras esta orden, el gobierno ha visto que no tiene posibilidades de ganar el caso. El 10 de junio anunció que se retiraba y, por tanto, autorizará que también la versión monodosis del anticonceptivo se venda sin receta a menores de 17 años. Para eso, solo falta que el fabricante, Teva Pharmaceuticals, presente la solicitud correspondiente a la FDA, el organismo regulador de los medicamentos. La misma FDA le urgirá a hacerlo.

Contra la venta libre de la presentación en dos pastillas, la FDA alegaba, entre otras razones, que hacía falta realizar estudios para comprobar si las menores de 15 años serían capaces de comprender la pauta de administración (dos tomas separadas por 12 horas). Si así es, resulta aún más urgente algún estudio para ver si chicas tan jóvenes han alcanzado juicio suficiente para tener relaciones sexuales, cosa probablemente más seria y difícil que entender un prospecto.

Además, la venta libre a menores supone cierta paradoja. En Estados Unidos, la edad legal de consentimiento varía de un estado a otro, pero en ninguno está por debajo de 16 años. Cuando una chica de 15 años o menos se presente en la farmacia para comprar la píldora del día siguiente, si se debe o no exigir receta está en segundo término. Lo primero es llamar a la policía, pues el mismo hecho indica que alguien ha cometido un delito contra ella.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares