Francia: más suicidios que muertes en carretera

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 4s.

En Francia mueren más personas por suicidio que en accidentes de tráfico, y la tasa más alta se registra entre las personas ancianas, según publica un informe del Consejo Económico y Social. De acuerdo con estos datos, para el aumento de la esperanza de vida, una política de prevención del suicidio sería aun más determinante que la mejora de la seguridad vial.

Entre los franceses de 14 y 24 años, el mayor número de muertes se debe a los accidentes automovilísticos, seguidos de los suicidios (791 en 1990). Entre jóvenes adultos de 25 a 34 años el suicidio es la primera causa de muerte (1.705 en el año 1990).

La población de 35 a 44 años (2.118 suicidios en 1990) afronta más directamente los cambios de ritmo vital, las decepciones afectivas (separaciones, divorcios…), así como las dificultades ligadas a la crisis económica. En este sector las muertes por suicidio aumentan progresivamente desde 1986.

Entre 1976 y 1987, el total anual de personas mayores de 55 años que se quitaron la vida ascendió de 2.609 a 3.689 entre los hombres, y de 1.274 a 1.852 entre las mujeres, sumando 5.541 personas.

El informe señala también que el número de mayores de 75 años que terminan con su vida se incrementa desde 1986. Además, ha crecido notablemente el número de suicidios en el medio rural, tendencia contraria a la de otras épocas, en las que eran más frecuentes los suicidios en la ciudad.

Según el estudio del Consejo Económico y Social, la proporción de suicidios aumenta con la soledad: es menor entre personas casadas y crece entre solteros, separados, divorciados o viudos. También se verifica un aumento progresivo de estas muertes en los pueblos poco habitados.

Los suicidios representan el 3,6% de fallecimientos masculinos y el 1,2% de los femeninos. Más de dos tercios de los fallecidos por suicidio son varones, y la tasa más elevada de tentativas se concentra entre los 15 y 35 años.

El estudio de las cifras indica que, con la crisis económica -a partir de 1976- aumentó el número de suicidios. Pero se descarta el paralelismo entre suicidio y paro, a la vista de los datos de 1985 (descenso del suicidio y fuerte progresión del paro).

Francia ocupa el séptimo lugar entre los países desarrollados con más suicidios (11.403 en 1990) y, entre los países de la CE, posee la tasa más elevada de suicidios de personas mayores de 75 años.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares