EE.UU.: los más religiosos votan más

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 48s.

Según un sondeo del Public Religion Research Institute, del que se hace eco el Washington Post, el 73% de los estadounidenses afiliados a una confesión religiosa tienen intención de votar en las próximas elecciones, frente al 61% de los no afiliados.

El sondeo pone de manifiesto la diferencia de preferencias políticas según la religión. Casi ocho de cada 10 posibles votantes de Mitt Romney se describen como cristianos y blancos (protestantes, católicos, evangélicos), proporción doble que entre los que piensan votar a Barack Obama. Otros grupos importante de partidarios de Obama son los no afiliados a ninguna Iglesia o confesión (23%), los protestantes negros (18 %) y los católicos latinos (6 %). Un problema para Obama puede estar en que estos tres grupos suelen presentar mayores tasas de abstención electoral.

Sin embargo, la confesión religiosa no siempre está relacionada con una determinada postura política. El 66 % de los protestantes blancos de clase trabajadora apoyan a Romney, y solo el 30% a Obama. En cambio, entre los católicos blancos de clase trabajadora ninguno de los dos candidatos a la presidencia tiene ventaja estadísticamente significativa.

La encuesta también detecta otras diferencias de voto. Obama tiene más éxito entre las mujeres (53 %) que Romney (44%). La brecha se amplía según la situación matrimonial: el 76% de las mujeres que nunca han estado casadas apoyan a Obama, mientras que el 55% de las casadas apoyan a Romney.

Las cuestiones relacionadas con la anticoncepción y el aborto han ocupado un lugar destacado en la campaña. A este respecto, el 56% de los estadounidenses dicen que las instituciones de afiliación religiosa deberían estar obligadas a proporcionar anticonceptivos dentro de la cobertura sanitaria a los empleados, cosa de la que el gobierno les eximió tras las protestas de la Iglesia católica y otras confesiones. Sin embargo, los católicos blancos, que se inclinan por Romney mucho más que los católicos latinos (54 % contra 27 % ), a la vez opinan en mayor proporción que el aborto debería ser legal en todos o la mayoría de los casos, tesis más acorde con la de Obama.