El gobierno italiano no patrocinará el orgullo gay

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El nuevo gobierno de Silvio Berlusconi también tiene su ministerio de igualdad (pari opportunità en italiano, igualdad de oportunidades). Y también lo encabeza una mujer: se llama Mara Carfagna, y es uno de los personajes que más espacio público está teniendo en este inicio de legislatura. En estas sus primeras semanas en el ministerio, la ex modelo italiana de 32 años se ha prodigado en declaraciones desinhibidas acerca del aborto y de la homosexualidad.

A los pocos días de estrenar cartera, Carfagna anunció políticas dirigidas a incentivar la cultura de la vida en el seno de la familia. Una semana después, vuelve a las portadas de los periódicos por su negativa a la financiación gubernamental de la fiesta del orgullo gay, prevista para el 28 de junio en Bolonia. “Tienen objetivos que no comparto -anunció la ministra en rueda de prensa-. Estoy dispuesta a enfrentarme a la discriminación y a la violencia, a patrocinar seminarios y convenios que se ocupen de este problema”. Para ella el único objetivo del Gay Pride es “llegar al reconocimiento oficial de las parejas homosexuales, e incluso equipararlas al matrimonio. Y sobre este punto no puedo estar de acuerdo”.

Para la ministra, los homosexuales no son un grupo discriminado. Ella se manifiesta dispuesta a actuar en casos concretos y reales de injusticia: “Cualquiera que venga a decirme que un homosexual ha sido marginado por su tendencia, o que por este motivo se le haya negado un techo o cualquier otro derecho… Entonces sí que intervengo”. De hecho, la ministra anunció que “solicitará al embajador italiano ante las Naciones Unidas que sea portavoz de la petición del gobierno italiano para una despenalización universal de la homosexualidad”.

Apunta la ministra que “en una sociedad evolucionada no hay espacio para discriminación alguna” y, de haberla, debe ser “contrarrestada con la fuerza de la educación cívica y el respeto”. Para ello, según la ministra, los homosexuales “deben corresponder con la sobriedad de sus manifestaciones, que no deberían nunca descender al exhibicionismo y el folclore”.

Mara Carfagna afirma que no está entre sus proyectos el ocuparse de la creación de una comisión para los derechos de gays, lesbianas y transexuales. Dice que se dedicará antes a cuestiones que considera más urgentes: “Existen otros problemas de igualdad de oportunidades. ¿Un ejemplo? En el mercado de trabajo todavía hoy las mujeres ganan el 30% menos que sus colegas en iguales circunstancias. ¿Es o no es esto un problema serio?”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares