EE.UU., Alemania y Japón compran cada vez más empresas fuera

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La globalización de la economía está haciendo que las inversiones atraviesen cada vez más las fronteras. De modo que lo que consideramos economías nacionales pueden ser en buena parte propiedad de extranjeros. Así, el valor de las adquisiciones y joint ventures trasnacionales realizadas el año pasado en todo el mundo creció un 17%, hasta alcanzar un valor de 229.000 millones de dólares.

Los alemanes y los japoneses se muestran especialmente activos a la hora de invertir fuera, según datos de un informe de los analistas financieros KPMG, del que se hace eco el International Herald Tribune (29-I-96). La atonía actual de sus economías nacionales, los altos costes salariales y la fortaleza de sus monedas son factores que les impulsan a adquirir empresas en el extranjero.

Las empresas alemanas dedicaron 21.200 millones de dólares a estas adquisiciones, un 60% más que en 1994. Sus inversiones se dirigieron sobre todo a Estados Unidos (9.000 millones), Gran Bretaña (5.800) y China (1.200).

Los japoneses aumentaron también sus adquisiciones en el extranjero en un 50%, hasta alcanzar un valor de 15.900 millones.

Las empresas norteamericanas dedicaron 63.700 millones a inversiones de este tipo en el extranjero (47% más que el año anterior), lo que significa 4.000 millones más de lo que los extranjeros pagaron por empresas norteamericanas.

En la clasificación de países que más activos vendieron al extranjero, figura en primer lugar Estados Unidos, seguido de Gran Bretaña, China, Francia y Australia.

El valor de las adquisiciones extranjeras en China bajó más de un tercio, quizá porque las compañías extranjeras están “digiriendo” lo mucho que compraron antes.

En cambio, las inversiones de este tipo en Rusia se dispararon hasta unos 10.000 millones. Aunque el informe precisa que la mayor parte se debe a unas pocas transacciones en la industria del petróleo.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares