Sly Cooper: Ladrones en el Tiempo

GÉNEROS JUEGOS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El simpático mapache ladrón Sly Cooper, una franquicia infravalorada de PlayStation 2, regresa en una más que correcta entrega en alta definición, obra de un nuevo desarrollador.

Arranca con una paradoja: un misterioso ladrón temporal roba los característicos bastones de ladrón de la familia Cooper y obliga a Sly y a su banda a viajar por el tiempo para tratar de impedirlo. El guion es desenfadado y cómico, y tiene mejor calidad narrativa que de costumbre. Destacan sus entrañables personajes, que con mucho tino saben reírse de sí mismos.

El juego se desarrolla en un mundo abierto que se presta a la exploración y a los desafíos secundarios, aunque el avance de la historia es lineal y depende de la consecución de objetivos concretos por cada personaje. Cada uno posee habilidades y controles distintos y se alternan a lo largo de la partida, de modo que hay varios estilos de juego y se evita caer en la monotonía. Sin embargo, el más interesante de todos es el del protagonista, Sly, que debe permanecer oculto y evitar las confrontaciones.

La nota curiosa la ponen los minijuegos incluidos, donde se saca provecho de los sensores del mando de PS3 o de la PS Vita de forma ingeniosa e intuitiva, algo que la mayoría de títulos descuida.

Como título de Sony, se acoge convenientemente a la filosofía “Cross Buy”, según la cual, comprando la versión PS3, se puede descargar gratis la de Vita. Esto no solo es una tentadora oferta sino que permite además continuar jugando fuera de casa en la portátil. “Cross Save”, la tecnología de almacenamiento en la nube, hace posible continuar las partidas de una plataforma en la otra e intercambiar datos entre ambas para contribuir al avance global en el juego y a la consecución de sus logros. El resto de empresas deberían plantearse incorporar tecnologías parecidas.

En el apartado audiovisual, el título cumple: cuenta con un estilo gráfico de dibujo animado colorido y expresivo, un motor fluido y una música con varios estilos y matices. Lo más destacable es el gran doblaje al castellano; lo menos: las constantes cargas entre zonas y al comienzo de las misiones, que se hacen pesadas en una época en que la competencia busca enmascararlas en segundo plano.

Dadas su apropiada duración (ampliable mediante objetivos adicionales), variedad, diversión e inocuidad, es un título recomendado para todas las edades, especialmente en hogares donde convivan las dos plataformas para las que está disponible.

 

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares