Un antropólogo en Marte

TÍTULO ORIGINALAn Anthropologist on Mars

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anagrama. Barcelona (1997). 408 págs. 2.900 ptas. Edición original: Alfred A. Knopf. (1995).

Si la literatura es la capacidad de desarrollar una historia, el neurólogo Oliver Sacks es un excelente escritor. Médico británico de 64 años, emigrado a Estados Unidos después de estudiar en Oxford, ha trabajado en el Abraham Hospital de Nueva York.

Fruto de su experiencia clínica fue su primer libro, Migraña, publicado en 1970. Pero su fama comenzó con Despertares, llevado al cine por Penny Marshall, en el que Robert De Niro representa un paciente tratado por el doctor Sacks (Robin Williams) que entró en una especie de sueño en la década de los veinte y se despertó en los sesenta. En 1985 Sacks publica El hombre que confundió su mujer con un sombrero, libro que le dio notoriedad mundial.

Un antropólogo en Marte, su última obra, está compuesta por siete fascinantes casos clínicos tratados por Sacks. El título viene de una enferma de autismo capaz sólo de tratar con animales y que, ante la complejidad de las relaciones humanas, se siente como “una antropóloga en Marte”. Otro caso curioso es el del cirujano que padece la enfermedad de Tourette. Este hombre, que en su trabajo realiza con enorme precisión delicadas operaciones quirúrgicas, en la vida normal tiene una serie de tics como caminar dando un saltito cada cinco pasos, lanzar el brazo hacia algún objeto, palmear con la punta de los dedos, emitir ruidos “uhu, uhu”, como un búho.

Un niño autista que, sin embargo, es un formidable dibujante; un italiano emigrado a Estados Unidos que pinta de modo compulsivo -ha realizado más de mil cuadros- el pueblecito de Toscana que abandonó hace medio siglo y que recuerda hasta en sus más mínimos detalles; un hombre que después de una vida de ceguera recupera la vista pero no “sabe” ver, son otros de los relatos clínicos del doctor Sacks en los que resalta no sólo su formidable cultura sino su enorme humanidad y el cariño con el que trata a sus pacientes.

Miguel Castellví

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares