Sobre la marcha

Luis de Moya

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Edibesa. Madrid (1996). 211 págs. 1.750 ptas.

El sacerdote Luis de Moya (Ciudad Real, 1953) relata en este libro su experiencia de los últimos cinco años, desde que quedó tetrapléjico a causa de un accidente automovilístico.

Con orden cronológico, cuenta los nueve meses pasados en la clínica universitaria de Navarra (cuidados intensivos, traslados de planta, el trato de las enfermeras, las visitas…), el miedo a abandonar el centro para recomenzar su trabajo, la situación preagónica por la que pasó en 1992 a causa de una infección pulmonar, el regreso a su vida corriente y a su trabajo como capellán en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra. A lo largo de las páginas se descubre, entre desconciertos y claridades, cómo se fue consolidando la nueva normalidad, y la forma en que este sacerdote del Opus Dei encontró sentido a su situación para no caer en el “lamento permanente”. El autor reconoce que su fe le ha ayudado a ser optimista y salir adelante, y que la situación de tetraplejia le ha permitido conocerse más: “Me he dado cuenta hasta qué punto soy como soy, me he encontrado con mi carácter de siempre muy a lo vivo y he tenido que acostumbrarme a conjugar mi forma de ser con la de otro”.

Durante la presentación de su libro en Pamplona, Luis de Moya dijo: “Claramente no soy partidario de la eutanasia, aunque mi libro no está en contra de la eutanasia ni en contra de nada”. Esta obra parte de su convicción de que “ir por el mundo con complejo de víctima, como dando pena, se me hacía poco gallardo y un tanto falso, porque veía con claridad que teniendo la cabeza sana no había razón para no utilizarla con provecho”. Una prueba es este libro, escrito en los ratos libres que le dejan su trabajo de sacerdote y profesor, y sus cuidados de enfermo.

ACEPRENSA

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares