Sobre el sentido del Derecho

Jesús Ballesteros

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tecnos. Madrid (2001). 195 págs. 13,97 €.

Con este título de resonancias heideggerianas -ya en su tercera edición-, Ballesteros llama la atención sobre una acuciante necesidad de nuestra situación cultural: abandonar la metódica estrechez de la razón exclusivamente calculadora. Si no pueden razonarse los juicios de valor, lo específicamente humano carece de explicación. Pero el hecho es que las últimas direcciones de la ciencia natural rompen con aquel método positivista de investigación. A lo largo del siglo XX no ha hecho sino consolidarse una convicción: es necesario ir hacia las cosas mismas. Y para ello, tenemos que abrir la razón a otros usos, reconocernos capaces de pensar el sentido.

Ballesteros descubre en Sobre el sentido del Derecho tres tradiciones filosóficas embarcadas, cada una desde puertos distintos, en esa apertura a lo real: cierta fenomenología seguidora de Husserl, la escuela analítica del segundo Wittgenstein, y el neoaristotelismo. Para el Derecho, esto permite acudir a una verdadera antropología filosófica, que dé razón de temas como la alteridad y la temporalidad de la vida humana. Sólo así puede concebirse el Derecho de manera que sea capaz de servir a sus fines intrínsecos: se redescubre, necesariamente, el Derecho natural, según es explicado por la tradición clásica.

El libro, denso pero nítido, afronta el desafío de la postmodernidad con un optimismo que no afecta a su rigor.

Ricardo Calleja Rovira