San Josemaría Escrivá y la familia

Tomás Melendo

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Rialp. Madrid (2003). 215 págs. 11 €.

Melendo, catedrático de filosofía y padre de familia, traza un perfil claro y atractivo de la familia a la luz no solo de las enseñanzas, sino también de la vida de San Josemaría Escrivá. El libro consta de cinco capítulos. El primero hace referencia a Escrivá como un hombre práctico que conjugaba lo divino y lo humano. Es el santo que habla del materialismo cristiano, evitando de este modo el angelismo y la zafiedad. Tiene autoridad moral por haber ayudado a muchos a descubrir que el amor humano era para ellos camino hacia el cielo.

El segundo capítulo -“San Josemaría y el matrimonio”- va recogiendo enseñanzas y rasgos de su vida haciendo un entramado lúcido sobre el amor matrimonial, tejido de profundas razones y pequeños detalles. Sus referencias a cómo proteger ese amor son especialmente valiosas. Después habla de los hijos, del esfuerzo permanente por convertir los hogares en luminosos y alegres como fruto maduro de la entrega de los cónyuges. El amor entre los cónyuges es la raíz de la armonía familiar.

Otro apartado lo dedica a las familias interiormente fuertes como revulsivo del mundo y pieza clave para la civilización del amor de la que hablaba Pablo VI y ahora repite Juan Pablo II. Los párrafos dedicados a la mujer son especialmente atinados. El libro termina subrayando un rasgo esencial de la felicidad personal: la entrega por amor. En fin, aporta ideas interesantes a quienes conocen las enseñanzas de S. Josemaría y a los que sin conocerlas buscan la esencia de la familia.

José Manuel Mañú

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares