La gestión en un tiempo de grandes cambios

TÍTULO ORIGINALManaging in a Time of Great Change

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Edhasa. Barcelona (1996). 303 págs. 2.975 ptas.

Esta obra del gurú de la Universidad de Claremont recoge 25 artículos escritos en los últimos años y dos entrevistas, en los que el experto de dirección empresarial intenta mirar al futuro. Según sus palabras, “todo trata de cambios que con carácter irreversible se han producido ya. (…) Ninguna parte de esta obra intenta predecir el futuro. Todas tratan de lo que los ejecutivos pueden hacer -y deben hacer- para construir el futuro”.

No se trata de una obra científica, sino más bien de un ensayo en el que Drucker se asoma a situaciones muy variadas, aportando como argumentos su vasta experiencia, y no un sin fin de datos estadísticos. Así, en la parte dedicada a la economía, van desfilando temas tan candentes como el papel emergente de China, la incógnita del futuro de Japón S.A., el futuro del resto de la franja del Pacífico o el desplazamiento del poder en la economía norteamericana.

Al hablar de las organizaciones, Drucker advierte que la innovación, con un fin técnico o social, se ha convertido en una disciplina que puede aprenderse. Lo que le lleva a exigir que las empresas incorporen la gestión del cambio a su misma estructura; y por tanto, toda organización tiene que dedicarse a aprender a explotar su saber y a innovar, consciente también de su responsabilidad social. Pues frente a Friedman, para quien la empresa no tiene más finalidad que ganar dinero, Drucker piensa que esa es la primera pero no la única responsabilidad, y que “una organización sólo es eficaz si se concentra en una única tarea”.

Destaca también la primordial importancia del conocimiento en el mundo actual. Lo que le lleva a asegurar que, frente a esas economías emergentes capaces de producir los mismos productos y servicios, sólo queda competir en algo cuyo proceso de “fabricación” es más largo: el saber. Por eso augura que este sector (la formación) será el que más ingresos genere para los EE.UU. en el siglo XXI.

En definitiva, todo el libro es una llamada a prepararse para un futuro diferente. Hace sólo veinte años, dice Drucker, solía decirse que aunque había muchos más ejecutivos que antes, la mayoría hacía lo mismo que sus predecesores. “Pero si hoy tenemos la certeza de algo es de que los directores y ejecutivos del futuro harán cosas aún más diferentes de las que hoy hacen sus homólogos. Y las harán de formas aún más diferentes. La meta de esta colección de artículos es poner a los ejecutivos actuales en condiciones de adelantarse a ese mañana diferente; es más, de hacer que sea su mañana”.

Ignacio Llorente