Josemaría Escrivá como escritor

José Miguel Ibáñez Langlois

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Rialp. Madrid (2002). 129 págs. 6 €.

En este breve ensayo de crítica literaria, su autor, José Miguel Ibáñez Langlois -filósofo, poeta y crítico-, quiere mostrar que Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei, sin ser “esencialmente un escritor”, renovó “felizmente esa antigua alianza entre la mayor efervescencia del espíritu cristiano y el mejor esplendor de la palabra hablada o escrita”.

Al hilo de las obras publicadas de Escrivá, este ensayo va analizando los rasgos característicos de su escritura: espontaneidad y profundidad discursiva, riqueza y versatilidad verbal, un perfecto dominio de los recursos literarios como el aforismo, la metáfora, la parábola, los juegos de palabras…, todo ello al servicio de la “permanente cortesía de la claridad”. De hecho, Ibáñez Langlois advierte que el estilo literario de Escrivá no se convierte en un fin en sí mismo, sino que sabe cumplir su papel de transmisor formal al servicio de la labor pastoral, catequética y espiritual del sacerdote. Esta conjunción entre la forma -sencilla y profunda- y el fondo, es lo que hace que su prosa, sin ser literatura, alcance unas cotas elevadas de belleza artística que el autor se encarga de bosquejar aportando numerosos fragmentos de las obras de Escrivá.

Un libro con rigor crítico-literario que enseña a comprender con más hondura los escritos de uno de los autores de espiritualidad más leídos del siglo XX.

Pablo Edo