España. La evolución de la identidad nacional

Juan Pablo Fusi

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Temas de Hoy. Madrid (2000). 309 págs. 2.800 ptas.

La última obra de Juan Pablo Fusi, uno de los más destacados historiadores españoles en la actualidad, analiza la formación de España como nación, desde los siglos XV-XVI hasta hoy. Su primer capítulo, dedicado a las formas complejas del hecho nacional, sirve al autor para justificar sus presupuestos intelectuales. Para Fusi, la identidad nacional no es una esencia permanente, sino un proceso abierto, el resultado de la incorporación a lo largo de los siglos de distintos sustratos étnicos y demográficos, así como de la interacción de diferentes culturas. Desde estos presupuestos, rechaza una idea metafísica de España (la idea de una España eterna, esencialista, fruto de la invención literaria y política de los siglos XIX y XX) y analiza la configuración de España como nación, como comunidad que tiene conciencia de sí misma y, como tal, una cierta continuidad territorial y alguna autoridad común, desde la Edad Media.

Para el autor, España surge como una de las primeras y arquetípicas entidades nacionales de Europa -junto a Francia e Inglaterra- en el siglo XVI, con los Austrias, aunque no se articula como tal hasta el siglo XVIII. Tras esta centuria, esa genuina nación moderna se queda sin Estado como consecuencia de la crisis que da paso a la contemporaneidad. Juan Pablo Fusi presenta, desde su conocida postura de rechazo de la visión dramática de España (España como problema, como fracaso…), la articulación del Estado -problemática por la quiebra anterior- y los nacionalismos unitarios modernos, así como la aparición de los nacionalismos periféricos. Ofrece así una visión no nacionalista del problema de las nacionalidades en España.

El Estado de las autonomías, creado con la Constitución de 1978, le parece el mayor esfuerzo de reorganización de la estructura territorial que se ha hecho desde el siglo XVIII, para dar paso a un Estado plural, democrático y moderno, integrado en Europa.

En conjunto, este es un libro que brilla con luz propia entre los diferentes trabajos (obras de Julián Marías, Gustavo Bueno, Carlos Serrano y Juan María Sánchez Prieto, entre ellos) que se han publicado en las últimas semanas y que se ocupan de la identidad nacional española.

Marta Onandía