Conceptos del arte moderno

TÍTULO ORIGINALConcepts of Modern Art

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Nikos Stangos (editor)Destino. Barcelona (2000). 424 págs. 3.200 ptas. Traducción: Hugo Mariani.

Alfred Barr Jr., primer director del Museum of Modern Art de Nueva York (MOMA), en el catálogo de una exposición celebrada allí en 1936 reprodujo su mapa del arte moderno que se ha hecho célebre. En él se mostraba cada uno de los grupos que conocemos como vanguardias dentro de una casilla relacionada con otras mediante flechas, según las influencias que ejercieron o sufrieron. A partir de ese mapa se ordenó la colección del MOMA (cada casilla correspondía a una sala del museo) y, después, las de todos los museos de arte moderno o contemporáneo del mundo, que en sus políticas de compras imitaban, como en todo lo demás, al MOMA. De modo que la forma que tenemos de ver el arte moderno es la que Alfred Barr Jr. diseñó hace casi setenta años y que se caracteriza por agrupar a los artistas según los movimientos o corrientes a los que pertenecieron.

Esa misma estructura es la que adoptaron los libros que trataban sobre las vanguardias. Y entre ellos destacó, desde su primera edición en 1974, el que editó un reputado crítico de arte, Nikos Stangos, y que hoy aparece de nuevo en español en su tercera edición renovada. Stangos compiló los textos de otros autores no menos reputados, como Suzi Gablik, Kenneth Frampton, Edward Lucie-Smith, Norbert Lynton o Aaron Scharf, cada uno de ellos dedicado a un ismo. Desarrollaron así unos textos que han sido de obligada lectura para los estudiosos del arte del siglo XX, en los que se aunaban rigor y riqueza con la brevedad y la concisión que esperaba encontrar el lector-espectador que se había perdido dentro del mapa de Barr.

Por todo esto es una buena noticia la reaparición de este libro, que cuenta además con un valioso prefacio del compilador, donde define de forma magníficamente precisa las características principales de todos esos grupos. Algo que resulta especialmente útil para quien quiera aprender o explicar algo del arte de este siglo. Y da igual que hace un año el MOMA presentara la nueva disposición de sus fondos, en la que el criterio temático ha sustituido al nominal, sin que haga falta decir que a partir de entonces todos los demás museos de arte moderno o contemporáneo están ordenando los suyos con la vista puesta en el MOMA. Da igual este cambio, porque el libro de Stangos seguirá manteniendo su claridad conceptual y también su interés histórico.

José Ignacio Gómez Álvarez